El gobierno local incluirá la educación y la cultura en las atribuciones de la fundación

|

El Ideal Gallego-2011-06-21-003-ae439d1f

  L. F./P. G. l. > a coruña

  Los planes del alcalde, Carlos Negreira, para crear una fundación que englobará las áreas de Servicios Sociales y Deportes no fue vista con buenos ojos en la oposición. Para el PSOE, la puesta en marcha de esta medidas supondrá la “privatización de los servicios sociales municipales, uno de los referentes de la política socialista de las últimas décadas”.
Así lo manifestaron ayer tanto la portavoz de la agrupación en el Ayuntamiento, Mar Barcón, como las concejalas Yoya Neira y Silvia Longueira. Y es que la ex edil de Transportes pone en duda que el nuevo gobierno local “haya tenido tiempo de conocer” cómo se encuentra este área a la ciudad antes de hacer este anuncio, que, para Neira, significa “introducir la semiprivatización de la gestión de los servicios sociales”. Por eso amenazó con un “seguimiento implacable” por parte del PSOE de todos los pasos que dé el PP a partir de ahora en este sentido.
A Mar Barcón la noticia la dejó “perpleja”. Para la portavoz del grupo municipal socialista no tiene sentido que se unifiquen en una misma fundación Deportes y Servicios Sociales, cuando, además, en esta última área trabajan 300 personas. Tampoco tiene claro si lo que quieren hacer los populares con esta medida es “introducir capital privado”. Lo que sí recordó Barcón ayer es que el alcalde citó en su discurso de toma de posesión “a sus padres políticos, que son los mismos que tiempo atrás plagaron Galicia de fundaciones, que están endeudadas todas ellas”.

“Aforro cero” > La medida también fue criticada por el BNG. El portavoz nacionalista en María Pita, Xosé Manuel Carril, sostiene que la puesta en marcha de la fundación tendrá “aforro cero”.
Para el concejal del BNG, este mecanismo “de externalización dun servizo público” está pensado “para escapar do control político e democrático da xestión deste tipo de servizos”. Según denuncia, la fundación pasará a formar parte “dunha administración paralela sen control, xa que vai posuír personalidade xurídica de seu e non lles vai supor o aforro ningún ás arcas municipais, senón todo o contrario, un despilfarro”.
Además de asegurar que esta medida va en contra “da austeridade da que tanto presume o Partido Popular”, Carril critica que el anuncio de su creación se hiciese “sen consultar nin os representantes dos traballadores e das traballadoras, nin ás organizacións políticas”.

Herramienta > La visión de los grupos de la oposición no coincide con la del gobierno local. Ante la denuncia de los socialistas, que sostienen que la creación de una fundación supondrá la “privatización” de los servicios sociales, el portavoz municipal, Julio Flores, reconoció no entender las críticas, ya que, tal y como recordó, el anterior gobierno municipal “externalizó el 55% del presupuesto de la concejalía de Servicios Sociales, casi el 80% de Educación y más de un 60% de Deportes”. Además, el teniente de alcalde asegura que la entidad cuenta “con una favorable acogida” por parte de las entidades sociales y deportivas de la ciudad.
Flores explicó que la fundación será “una herramienta” al servicio de las asociaciones de A Coruña, “ya que conforman una red que presta un servicio vital a los ciudadanos”. El concejal aclaró que la entidad no servirá para gestionar lo que “ya se hace a través de las concejalías correspondientes”, sino que “será complementaria desde el punto de vista técnico”. Tal y como apuntó, “no se crea para ejecutar servicios que ya prestan las entidades sociales o las asociaciones deportivas, sino para colaborar en el desarrollo de sus actividades”.
De esta forma, el gobierno local asegura que la fundación permitirá prestar servicios como apoyo técnico, la puesta en valor de su trabajo, la participación en los criterios para la asignación de los recursos económicos y “la búsqueda de más recursos para paliar la disminución de recursos económicos”. Según Flores, será “una fundación abierta y participativa”, en la que también tendrán cabida educación y cultura, y en la que se buscará “la máxima transparencia” en la toma de decisiones.


 

El gobierno local incluirá la educación y la cultura en las atribuciones de la fundación