Regalo para Tito

Copia de Deporte Campeón-2015-11-21-025-26d5cd3b
|

El Leyma Basquet Coruña se reencontró, cinco jornadas después, con la victoria, en un día muy especial para su técnico Tito Díaz, que por fin pudo sonreír el día de su 58 cumpleaños.
Los fantasmas de siete de los ocho partidos precedentes, los perdidos en el último periodo, no asomaron por el pabellón Joan Busquets, donde la ‘marea naranja’ dejó patente desde prácticamente el salto inicial su superioridad sobre el filial del Joventut.
La canasta inicial de José Manuel Coego fue la única ventaja que tuvieron los pupilos de Roberto Hernández en todo el encuentro. El Leyma contestó con un parcial de 0-10, el primer golpe en la mesa.
Aunque el Prat se sobrepuso al golpe (8-10), los visitantes volvieron a demarrar y cerraron los primeros diez minutos con siete de renta (10-17).
El segundo cuarto comenzó muy trabado y con un carrusel de errores por parte de ambos bandos, hasta que entró en escena un imperial Beqa Burjanadze. El alero georgiano tiró de talento para, con la ayuda de todos sus compañeros, disparar al Leyma en el electrónico (14-33).
Sin embargo, el Prat todavía no estaba dispuesto a sacar la bandera blanca. Lo demostró con un parcial de 7-0, pero los de Tito Díaz no estaban para malos rollos y volvieron a ampliar distancias (24-41), un hueco que pudo ser mayor al descanso sin Xavi Forcada no anotase un triple sobre la bocina.
A la vuelta de vestuarios, más ralentí. Pocos puntos en los primeros compases del tercer acto y pequeña pájara naranja, aunque no lo suficientemente profunda para permitir al equipo catalán que bajase de los 10 tantos de desventaja: el 37-48 fue lo máximo a lo que se pudo acercar. En la siguente jugada, un triple de Joan Creus redujo al Prat, y un minuto después, un mate de Burjanadze, que estuvo a punto de tirar la canasta, dio al Leyma una renta de 20 (37-57).
Aunque el Prat respondió con un parcial de 5-0, los de Tito Díaz llegaron al cuarto final con 17 puntos de ventaja, cinco más que el pasado domingo, en la dolorosísima derrota en casa ante el Peñas Huesca.
Pero cosas como aquella raramente pasan dos veces seguidas. Aunque el parcial de salida de 5-0 pudo revivirla, esta vez la respuesta fue rápida y contundente: 0-6 (47-65) y discusión zanjada a casi ocho minutos del bocinazo final.
Ocho minutos en los que Chus Castro y Ángel Hernández tomaron el relevo de Burjanadze, quien se fue hasta los 35 de valoración, un punto menos que hace dos jornadas frente al Amics Castelló, lo que le puede valer un nuevo MVP semanal.
Herida cerrada, y además en un día muy especial para el arquitecto del Leyma. La próxima semana, a confirmar la recuperación, en casa contra el cocinas.com riojano. n

Regalo para Tito