Alcoa se compromete a mantener la producción en las fábricas de primaria en España

El candidato del PPdeG a la presidencia de la xunta de galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante la reunión que mantuvo hoy con el comité de empresa de alcoa de san cibrao. efe/eliseo trigo
|

La dirección de la multinacional Alcoa en España expresó hoy su compromiso de mantener la producción en las tres fábricas de "primaria" que tiene en España, en A Coruña, Avilés (Asturias) y San Cibrao (Lugo), durante el encuentro que mantuvo con los comités de empresa de esos tres centros de trabajo.

En declaraciones, el presidente del comité de empresa de la fábrica de San Cibrao, José Luis Combarro, confirmó que por parte de la dirección de la multinacional se les explicó a los representantes de los trabajadores que el marco regulador que establece la orden ministerial anunciada el pasado jueves por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, es "positivo y válido".

Según Combarro, por parte de la empresa se les hizo saber que esa orden cumple "el compromiso adquirido por el Ministerio de Industria", en el sentido de que el marco regulador que establece "facilitará la negociación de los grandes consumidores de energía", como Alcoa, con las "operadoras eléctricas".

De hecho, explicó que la empresa expresó su confianza en llegar "con total seguridad" a un acuerdo en la negociación con las empresas eléctricas para firmar "un contrato competitivo" que haga viable la producción del aluminio en las tres fábricas de "primaria" que la multinacional tiene en España.

Recordó que en este momento "no hay una gran demanda" y el "precio del aluminio tampoco está muy alto".

Por otra parte, destacó que hay otro aspecto que supone para los trabajadores de Alcoa "una buena noticia" y una cierta "garantía", que es el anuncio por parte de la empresa de que, desde la semana pasada, ha reanudado los pedidos para el próximo año, que tenía "detenidos" a la espera de solucionar el marco regulador del suministro de energía.

En todo caso, Combarro dejó claro que la supervivencia de las tres fábricas tampoco está garantizada por completo, porque una vez definida la tarifa, cada centro de trabajo tendrá que "hacer los deberes a nivel interno para "reducir costes" y mantener la competitividad.

En ese sentido, recordó que la factura energética representa el 40% de los gastos de producción de aluminio, pero los tres centros de trabajo tendrán que seguir "realizando gestiones" para "ser más competitivos" en el 60% restante, habida cuenta de que el mercado mundial tampoco pasa por su mejor momento.

Por otra parte, Combarro confirmó que todas las movilizaciones que había convocado el comité de empresa de la fábrica de San Cibrao para esta semana han quedado suspendidas, porque en este momento "no hay motivos para seguir con ellas".

Alcoa se compromete a mantener la producción en las fábricas de primaria en España