Bélgica mantiene Bruselas paralizada y acusa a un detenido de participar en los atentados de París

|

Bélgica acusó a una de las personas detenidas de participar en los atentados del día 13 en París, mientras el primer ministro del país, Charles Michel, anunció que los centros educativos y el metro en Bruselas reabrirán “progresivamente” desde mañana. Sin embargo, el Ejecutivo ha decidido prorrogar una semana, hasta el próximo lunes, el nivel máximo de amenaza terrorista en la ciudad y las medidas de seguridad que ello implica.
“La amenaza sigue siendo seria e inminente en Bruselas”, declaró el primer ministro en una rueda de prensa al término del Consejo Nacional de Seguridad para reevaluar la situación.
Michel explicó que “nada ha cambiado” respecto al riesgo identificado en los días pasados y por tanto no cabe revisar a la baja el nivel de alerta. Ello implica que el Ejército y un despliegue reforzado de agentes de la Policía federal seguirán vigilando las calles y lugares más sensibles de la capital europea.
“Nos enfrentamos al mismo tipo de amenaza y consideramos que los lugares potencialmente objetivo son los mismos”, añadió, en alusión a centros y ejes comerciales, espectáculos que congreguen a un gran número de personas y los transportes públicos. Pese a esta evaluación, el Gobierno ha decidido la reapertura “progresiva” de los centros educativos de primaria y secundaria en la región de Bruselas y también del suburbano. 
Michel aseguró que las autoridades están haciendo “todo” por garantizar la seguridad “en todas partes” del territorio belga y que habrá un refuerzo de la vigilancia, en especial en los colegios.
El nivel de alerta por amenaza terrorista en el resto del país se sitúa en el 3 (de un máximo de cuatro), porque el riesgo de atentado es “posible y verosímil” y no “seria e inmediata”, como en el caso de Bruselas. Pese a la diferencia en la escala de riesgo, el Gobierno belga señaló que el Ejército del país será desplegado también en otras regiones que no son la capital.
Mientras, el juzgado de instrucción de Bruselas dictó ayer prisión para uno de los 21 detenidos en el marco de una operación antiterrorista, al que acusa de “participar en actividades de un grupo terrorista y de atentado terrorista”, en alusión a la matanza de al menos 130 personas el pasado día 13 en París. Otros tres sospechosos, de los cinco detenidos ayer mismo en Bruselas y Lieja, siguen detenidos a la espera de “comprobaciones” en la investigación. El juez decidirá hoy sobre su situación.
El resto de individuos detenidos en los 25 registros llevados a cabo en Bruselas, Charleroi y la región de Lieja entre la noche del domingo y ayer quedaron en libertad.  
Por otro lado, la Policía federal belga agradeció con humor el apoyo de la ciudadanía para evitar la difusión de operaciones de seguridad en curso, después de que las redes sociales se llenasen el domingo por la noche de imágenes de gatos durante una redada en Bruselas. 
La Policía había solicitado a la ciudadanía que, “por seguridad”, respetasen el “silencio” informativo.

Bélgica mantiene Bruselas paralizada y acusa a un detenido de participar en los atentados de París