Ferreiro quiere negociar las inversiones del remanente antes que el presupuesto

El alcalde, Xulio Ferreiro, explicó ayer los planes a la hora de negociar las IFS y el presupuesto | patricia g. fraga
|

A falta de dos meses para que finalice el año la ciudad se encuentra bastante alejada de contar con un presupuesto nuevo para el próximo ejercicio. De hecho, en los planes del Gobierno local no figura como el asunto más urgente ya que antes se pretende dar salida al remanente del año pasado a través de las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS).
“Por agora aínda temos que levar adiante das IFS e logo o dos orzamentos”, aseguró ayer el alcalde, Xulio Ferreiro. La situación de estas inversiones tampoco es mucho mejor que la del presupuesto ya que a día de hoy no existe un acuerdo con el Partido Socialista, del que necesitan su respaldo para sacarlas adelante en el salón de plenos.
Más allá de que por el momento no exista un acuerdo con los socialistas para aprobar este asunto, la realidad es que ambas partes no se sentaron a negociar los pormenores de estas inversiones con el dinero sobrante y que se podrían dedicar a aspectos como la eficiencia energética, las mejoras de zonas verdes y otras actuaciones en instalaciones deportivas y centros públicos.

Cinco meses
Las conversaciones entre la Marea y el Partido Socialista probablemente no se produzcan hasta que el Ayuntamiento vuelva a cumplir con el período medio de pago a proveedores (el tiempo que la Administración tarda en hacer pago a sus facturas). 
En los últimos cinco meses no fue capaz de hacerlo y ahora se está a la espera del dato de septiembre. En esta ocasión se espera que se produzca una mejora, aunque no está claro que vaya a ser suficiente para estar por debajo de los 30 días marcados como límite máximo establecido por el Ministerio de Hacienda para cumplir con este indicador. 
El Gobierno municipal lleva cuatro de los últimos cinco meses superando los 50 días en el período medio de pago a proveedores, por lo que la bajada tendría que ser notable para no rebasar el máximo.
Esta mejora vendrá propiciada por la aprobación en el pleno del pasado mes de agosto del pago de unas facturas que había pendientes y cuyo visto bueno había sido rechazada en un primer momento en primavera. El cumplimiento del período medio de pago a proveedores no será el único escollo en el camino del Gobierno local a la hora de sacar adelante las Inversiones con el remanente del presupuesto del año pasado ya que la relación con los socialistas no pasa por un momento de idilio como hace algunos meses.

Otros factores
El PSOE se encuentra inmerso en el proceso de primarias del que saldrá elegido el candidato socialista para luchar por la Alcaldía en las próximas elecciones municipales. Este es otro aspecto que habrá que tener en cuenta a la hora de negociar las inversiones sostenibles, aunque quizá sea más importante a la hora de hablar del presupuesto.
El alcalde, Xulio Ferreiro, reconoció que “conversas nunca deixa de haber” sobre el presupuesto, aunque como en el caso de las inversiones sostenibles no se ha entrado en detalle y la opción con más fuerza en la actualidad es que se prorrogue el de este ejercicio.
El año pasado el Partido Socialista dio su respaldo a la Marea para aprobar las cuentas sin apenas poner condiciones, algo que en esta ocasión parece bastante más complicado e incluso así lo dijo hace semanas el portavoz del PSOE, José Manuel García.
El año pasado los socialistas alegaron que permitían la aprobación, que finalmente no se produjo hasta febrero, para permitir que la ciudad avanzase. Sin embargo, ahora defienden que no realizarán un bloqueo frontal, pero tampoco concederán una carta blanca al Gobierno municipal. La cercanía de las próximas elecciones será un factor a tener en cuenta ya que por una parte falta por conocer el candidato socialista a los comicios y también la manera de negociar las cuentas se convertirá un punto más en el que las formaciones apoyarán sus carreras hacia María Pita.

Ferreiro quiere negociar las inversiones del remanente antes que el presupuesto