La Policía halla restos de vómito en el piso donde el pederasta violaba a las niñas

GRA080. MADRID, 25/09/2014.- La Policía Nacional sigue practicando registros en casas de Madrid usadas por el supuesto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, detenido ayer en Santander, y ha precisado que el arrestado debe estar presente en los
|

Agentes de la Policía Científica hallaron restos de vómito en el piso del distrito madrileño de Hortaleza en el que el presunto pederasta habría abusado de las menores y que podrían pertenecer a alguna de las víctimas.
Fuentes de la investigación aseguraron que los agentes, que llevaban horas trabajando en el interior de la vivienda, un cuarto piso del número 3 de la calle de Santa Virgilia, recogieron restos de vómito que, a falta de examinar y cotejar con ADN de las víctimas, podría pertenecer a alguna de ellas.
De confirmarse, un trabajo que llevará tiempo, sería una prueba muy relevante para incriminar a Antonio Ortíz Martínez, de 42 años, imputado por cinco abusos sexuales y tres intentos en el distrito madrileño de Ciudad Lineal y sus alrededores.
Así, la Policía registra desde ayer palmo a palmo el piso en el que se cree que el presunto pederasta de Ciudad Lineal pudo cometer alguno de los cinco abusos a menores que se le imputan y trata de encontrar pruebas y restos biológicos que le incriminen.
Este hallazgo se suma a los vestigios encontrados en el piso en el que el detenido vivía con su madre, en el mismo distrito de Hortaleza, entre ellos el resguardo de una multa puesta a un coche de la marca Toyota que podría ser el que el agresor utilizó en al menos dos raptos.
Antonio Ortiz Martínez, que fue detenido el miércoles en Santander, tuvo desde su arresto una actitud distante y de escasa colaboración y se mostró “extremadamente tranquilo” preguntando únicamente “qué hace arrestado”, según explicó el jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández Díez.
“Se trata de un detenido extraño. Cualquier detenido como éste, que tiene experiencia delictiva, se mostraría alterado y deseando salir de esa situación. Pero él está extremadamente tranquilo”, dijo Fernández Díez.
El miércoles pasó el día en los calabozos pero ayer, fue conducido al piso de la calle Santa Virgilia, que su madre mantenía vacío y en el que supuestamente abusó de algunas de las niñas.
El máximo responsable la Policía en Madrid anunció por la que “se removería la casa al completo” y “duraría mucho tiempo”, ya que la prioridad ahora es encontrar restos biológicos y de cualquier otro tipo que demuestren la culpabilidad del arrestado. Por eso los agentes buscan palmo a palmo el domicilio, revisando los desagües y tuberías, así como techos, paredes y juntas de toda la casa.

La Policía halla restos de vómito en el piso donde el pederasta violaba a las niñas