Medio ambiente achaca a la prensa la sensación de suciedad en las calles

|

La concejala de Medio Ambiente, María García, pasó el dedo sobre la cuestión de la suciedad en las calles después de alguna vecina se quejara de ello en el “Dillo ti” que se celebró ayer en la Ciudad Vieja. García consideró  que la mujer hablaba sugestionada por los medios de comunicación: “Creo que é un pouquiño o tema mediático, o dos medios de comunicación, que están todos os días, todos os días, falando do mesmo”. Para la edil,  es evidente que si el servicio de limpieza es exactamente el mismo, con los mismos operarios, la ciudad “está exactamente igual de limpa que  fai dous anos”.  
Además, asegura que no se trata de un punto de vista personal, porque el Gobierno local pulsa la opinión de los turistas que llegan a la Ciudad Vieja: “Os turistas nos din que a cidade lles gusta, que está limpa, que as infraestruturas funcionan”. Eso no quiere decir que no haya margen para mejorar y la concejala de Medio Ambiente asegura que están en ello.
Actualmente, están preparando un nuevo contrato para el servicio de limpieza. “O que hai é un contrato antiguo, no que vexo carencias. E estamos preparando un contrato novo para levar o verán a limpeza con auga a todos os barrios”, prometió. Se refiere al uso de máquinas limpiadoras y barredoras, que normalmente pasan más por el centro de la ciudad, algo que ya se hizo este año, como un refuerzo del servicio normal. 

control de calidad
Otra novedad que se va a incluir en el futuro contrato es el de control de calidad, algo que a García le parece muy importante. “Un control de calidad, traducido en penalizaciones para a empresa: se realiza determinados traballos, se cobra íntegro. Non se realiza? Se cobra menos”, aclaró.  Es una postura diferente a la que adoptó durante el “Dillo ti” que celebró en el Ágora en julio de este mismo año cuando se lamentó precisamente de la falta de medios del contrato vigente y reconoció que eso planteaba problemas para mantener la ciudad tan limpia como sería deseable. “Non chegan os medios, necesítovos”, pidió entonces la edil de Medio Ambiente a los vecinos. 
García reconoció aquella vez que podía apreciarse una expansión de las malas hierbas en las zonas públicas desde que se ha abandonó el uso de herbicidas tóxicos para su erradicación, aunque ayer mantuviera que “son os mesmos métodos os que aplicamos do mesmo xeito”. 
Pero el de María García no fue el único desacuerdo que surgió entre el público que abarrotaba la pequeña sala del centro cívico de la Ciudad Vieja. De hecho, el “Dillo ti” de ayer destacó por sus momentos tensos, en los que los intervinientes, casi todas señoras de edad, se enzarzaron dialécticamente con los ediles, por temas como la ocupación de los locales de la Comandancia de Obras o la posibilidad de la peatonalización deje aislados a las personas con movilidad reducida que no pueden hacer uso de sus coches. Los ediles trataron de tranquilizarlas, y agradecieron efusivamente algunas intervenciones de apoyo.

Medio ambiente achaca a la prensa la sensación de suciedad en las calles