La plantilla afrontó una suave sesión de trabajo antes de la previa y la convocatoria de hoy

|

  Los jugadores del Deportivo continuaron ayer preparando su próximo compromiso, mañana frente al Elche en Riazor.

La plantilla blanquiazul relajó sus piernas antes de afrontar el último entrenamiento previo al choque con la escuadra ilicitana. De esta forma, los integrantes del cuadro coruñés realizaron una suave sesión de baño y masaje en la ciudad deportiva de Abegondo.

El ritmo de trabajo fue muy suave, para no forzar, más cuando llega un enfrentamiento con uno de los equipos fuertes de Segunda División y las piernas de los deportivistas empiezan a acusar el peso de una competición en la que los coruñeses se están mostrando como un fórmula uno. Así, la mayor parte del entrenamiento se centró en la disputa de unos rondos y de partidos de ‘fut-voley’.

Posteriormente, y tras una charla del entrenador del conjunto blanquiazul, los jugadores coruñeses estuvieron ensayando saques de banda y faltas laterales colgadas al área.

Para concluir la sesión de entrenamiento, los pupilos de José Luis Oltra estuvieron trabajando los centros al área, los remates a puerta así como los lanzamientos de falta.

La plantilla volverá a ejercitarse esta mañana, a las 10.30 horas. Tras la sesión, Oltra ofrecerá la lista de convocados.

La plantilla afrontó una suave sesión de trabajo antes de la previa y la convocatoria de hoy