Nueva jornada crítica para los centros de mayores, con cinco fallecidos en 24 horas

El área sanitaria coruñesa registra 65 nuevos positivos en un día | patricia g. fraga
|

El coronavirus continúa con su fuerte azote a las residencias de mayores, donde, por segunda jornada consecutiva, la enfermedad se ha cobrado la vida, en esta ocasión, de cinco personas. Se trata de cuatro ancianos en el centro de la tercera edad del Remanso Claudina-Somoza de Los Rosales y otro más en la residencia de O Portazgo, según el último balance facilitado por el Servizo Galego de Saúde (Sergas). A estos cinco decesos hay que sumar, además, el fallecimiento de dos hombres, de 66 y 83 años, que se encontraban ingresados en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac). Hasta el momento han perdido la vida 137 personas a causa de la enfermedad.

La cifra de pacientes con Covid-19 hospitalizados en los diferentes centros del área sanitaria coruñesa parece seguir una tendencia descendente, registrándose desde el pasado 14 de abril una caída progresiva de ingresos, tanto en planta como en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En cuanto a los hospitales de la ciudad, en las últimas 24 horas se han contabilizado 65 nuevos positivos, tres menos que los registrados el miércoles. Estos dos recuentos suponen, además, una cifra muy elevada en comparación con las pasadas jornadas, y es que desde el 1 de abril no se había registrado una cifra tan alta de positivos en la enfermedad.

El acumulado, según el último balance del Sergas, sitúa en 1.550 los activos en coronavirus desde que comenzó la crisis provocada por esta pandemia. Los ingresados, por su parte, ascienden hasta los 150, tres menos que en la jornada previa. Por centros, el Chuac concentra a 133 infectados, de los que 110 se encuentran hospitalizados en planta convencional y 23 en la Unidad de Cuidados Intensivos. En el hospital de Cee hay un ingresado; otro en el Quirón; doce en el Modelo; y tres pacientes en el hospital San Rafael.

Como de costumbre, la buena noticia del día volvió a ser el dato de las altas médicas concedidas en el área sanitaria de A Coruña. En esta ocasión fueron ocho las personas que pudieron abandonar el hospital y regresar a sus hogares, dos más que el miércoles. Hasta ahora en los centros sanitarios coruñeses se ha concedido un total de 366 permisos médicos, la cara más alegre de esta situación de crisis mundial.

En los centros de la tercera edad, además de las cinco muertes de las últimas horas, las cifras parecen reflejar una estabilidad en cuanto a la incidencia del Covid-19 en sus residentes y trabajadores.

Los datos de la jornada de ayer cuantifican 330 casos en las residencias de la comarca coruñesa, 256 de ellos entre los usuarios de los diferentes centros y 74 en los trabajadores de los mismos. En estas residencias, con respecto al miércoles, se concedieron 26 altas. Cuatro mayores del centro de Concepción Arenal y dos trabajadores cayeron de la lista de contagiados, por lo que oficialmente se consideran curados. En esta instalación coruñesa hay 30 residentes contagiados y doce miembros del personal laboral. Por la misma línea fue otro usuario de DomusVi de Matogrande. En este centro suman 41 los internos con coronavirus. En Claudina-Somoza fueron tres las altas concedidas a ancianos y nueve a miembros de la plantilla. En este recinto son, por lo tanto, 42 los mayores infectados y catorce los profesionales.

 

Más altas en las residencias

Además, fueron dados de alta los dos trabajadores contagiados en Fogar Bellolar, así como dos de los ancianos que allí residen. Ahora quedan en este centro de la tercera edad seis afectados. En O Portazgo, la que llegó a ser la residencia más afectada por esta pandemia, hay ahora 38 residentes infectados y doce operarios, después de que un trabajador haya superado la enfermedad y recibido el alta médica.

  En cuanto a los datos generales de casos activos en la comarca coruñesa, el Sergas recuerda que 1.400 de los 1.550 infectados se encuentran en sus casas siguiendo el protocolo y las medidas sanitarias pertinentes.

Nueva jornada crítica para los centros de mayores, con cinco fallecidos en 24 horas