El Santander da luz verde a la fusión por absorción del Popular

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, en la presentación de resultados | Zipi (efe)
|

Los consejos de administración del Santander y el Popular acordaron aprobar y suscribir el proyecto común de fusión por absorción de este último por la entidad que preside Ana Botín.
En el momento en que se ejecute la fusión, y tras haber obtenido la preceptiva autorización del ministro de Economía, Industria y Competitividad y satisfecho (o, en su caso, renunciado) el resto de condiciones suspensivas a las que está sujeta la fusión, el Banco Santander adquirirá, por sucesión universal, la totalidad de los derechos y obligaciones del Popular.
En ellos se incluyen los que hayan sido adquiridos del Banco Pastor y de Popular Banca Privada, en virtud de la fusión por absorción de estas últimas por el Popular, que quedó también aprobada por sus respectivos consejos de administración y a cuya inscripción registral ha quedado sujeta la efectividad de la fusión.

Según informó el consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, durante la presentación a analistas de las cuentas del primer trimestre, se prevé que el proceso de integración jurídica del Santander y el Popular se complete entre los meses de septiembre y octubre de este año.
En este sentido, Álvarez indicó que “inmediatamente” después de que termine este proceso, la entidad se encontrará “lista” para acometer la integración tecnológica de las oficinas del Santander y el Popular en España.
“Vamos un poco más deprisa de lo que habíamos previsto anteriormente”, indicó el consejero delegado del grupo cántabro.

Descarta más adquisiciones
Álvarez también señaló que el proceso de integración de las oficinas centrales de Santander España y el Popular está “a punto de concluir” y descartó acometer más adquisiciones en España, puesto que la entidad se encuentra centrada “al 120%” en la fusión. “No veo en el momento inmediato otras adquisiciones en España”.
En relación al negocio del Banco Popular, Álvarez reconoció que se han perdido algunas cuentas de clientes grandes e institucionales, si bien en banca minorista predomina la “estabilidad” en los depósitos. Según explicó, el negocio del Popular avanza “según lo previsto”, con tendencias “muy buenas” en pymes, “el negocio crítico” donde se está centrando el Santander. “La integración está avanzando bien”, sentenció.

Álvarez, que dijo que no esperan más riesgo de litigios por el Popular, avanzó que la Cuenta 1/2/3 Profesional, lanzada de forma conjunta por ambas entidades en abril, y dirigida a autónomos y micropymes del Popular, ha captado 75.000 cuentas, muy cerca del objetivo marcado (100.000 nuevos clientes en un año).
Por otro lado, preguntado por la exposición inmobiliaria en España, Álvarez aseguró que el objetivo de la entidad es reducirla lo antes posible, y para ello, busca operaciones con las que vender en bloque los activos.

Resultados
El Banco Santander obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.054 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un 10% más que el año anterior, gracias al tirón de varios mercados en los que opera como Brasil, España y México.
El grupo financiero explicó que la diversificación geográfica, “sigue siendo una de las grandes fortalezas del Santander”, ya que en el primer trimestre, el beneficio aumentó en ocho de sus diez mercados principales.

La presidenta del Santander, Ana Botín, destacó que “2018 ha empezado bien, con un aumento del beneficio a doble dígito por los buenos resultados de Brasil, España y México y una mejor evolución de EEUU”.
Al cierre del mes de marzo, la ratio de morosidad del grupo cayó hasta el 4,02 por ciento, con una caída de 135 puntos básicos desde la integración del Banco Popular en junio de 2017, según la entidad. No obstante, dicha tasa se elevó respecto al primer trimestre de 2017, cuando alcanzó el 3,74 por ciento.

El Santander da luz verde a la fusión por absorción del Popular