Casi 1.000 niños de Lugo y Ourense se quedan sin clase por las nevadas

La montaña de Lugo y Ourense se encuentra en alerta por acumulación de nieve y la sensación térmica por el fuerte viento

La alerta amarilla por nieve dejó ayer sin clase a 603 alumnos de 26 centros escolares de la provincia de Ourense, mientras que en  Lugo el recuento fue de 384 alumnos de 17 centros educativos sin clase, según confirmaron ayer fuentes de la Consellería de Educación.
En concreto, se trata, en el caso de la provincia ourensana, de 16 centros de la zona de montaña, entre los que se encuentran los colegios de O Bolo, Maceda, San Mamede, y otros 10 de la zona sur de la provincia, como el Valle Inclán (Muíños) y el IES de Verín.
La nieve también ocasionó problemas en la provincia de Lugo, donde 384 alumnos de 17 centros de la zona de montaña y zona centro no pudieron acudir a clase, fundamentalmente debido a la presencia de nieve en la calzada, explicaron desde la Consellería de Educación.

estado de las vías
Aunque no se registraron carreteras cortadas en la provincia, efectivos de Protección Civil realizaron intervenciones en distintas vías ourensanas “para retirar nieve y esparcir sal”.
En concreto, actuaron en zonas de Riós, Bande, A Gudiña, Vilariño de Conso o Manzaneda.
Fuentes de Meteogalicia indicaron que esta situación está ocasionada “por la inestabilidad climatológica” que afecta a la comunidad con claros y lluvias intermitentes, y que se vio acompañada por la presencia de aire frío, lo que situó de madrugada la cota de nieve en 700 metros.
Por la tarde, la situación mejoró y la cota se elevó hasta los 900 metros, aunque siguió siendo “conflictiva” en las zonas de montaña pudiendo alcanzar hasta los 5 centímetros de nieve.
La alerta por nieve se mantendrá todavía hoy por la mañana, con una cota de 900 metros, que por la tarde se elevará hasta los 1.000 metros, concluyeron estas mismas fuentes.

Cadenas
Además, la nieve que cayó durante la noche sobre la montaña de Lugo volvió a obligar ayer a circular con cadenas por cuatro puertos de montaña en esta provincia, en los municipios de Pedrafita do Cebreiro y A Fonsagrada, mientras que la Guardia Civil de Tráfico recomendaba circular “con precaución” por la LU-540 a su paso por Muras.
Fuentes del Subsector de la Guardia Civil de Tráfico de Lugo informaron de que era necesario el uso de cadenas para circular por el Alto do Poio, en el municipio de Pedrafita do Cebreiro, concretamente entre los kilómetros 0 y 22 de la carretera autonómica LU-540.
También era necesario el uso de cadenas para circular entre los kilómetros 23 y 58 de la carretera LU-530, que comunica Lugo capital con A Fonsagrada, concretamente en los puertos de A Baqueriza, Fontaneira y Cerredo, en este último municipio.
La nevada también afectó a numerosas vías secundaria de la Montaña, como Pedrafita do Cebreiro, por lo que la Guardia Civil también recomendó precaución en las carreteras locales, dado que los conductores podrían encontrarse con tramos en los que no era posible circular.

Casi 1.000 niños de Lugo y Ourense se quedan sin clase por las nevadas

Te puede interesar