Una joven de 25 años muere en Oza al ser arrollada por un tren que se dirigía a Monforte

Agentes de la Policía Judicial investigaron el lugar donde tuvo lugar el atropello | patricia p. fraga
|

Una joven de 25 años resultó ayer muerta tras ser arrollada por el tren que realizaba el trayecto A Coruña-Oza, según informó Renfe. El suceso tuvo lugar poco antes de las ocho de la tarde, en Oza frente a la marina seca de la playa, a cuarenta metros escasos del túnel y la Policía Nacional investiga las circunstancias que rodearon la muerte.
De momento, se sabe que el tren no impactó de lleno a la joven, lo que hace pensar a los testigos que quizá no sabía que se acercaba y trató de esquivarlo en el último momento. Esta hipótesis está reforzada por el hecho de que se le encontraron unos auriculares con diadema en torno a su cuello.
 

Difícil acceso
Eso podría significar que la víctima estaba escuchando música y no pudo oír el tren acercarse pero, por otro lado, el punto donde tuvo lugar el atropello no es de fácil acceso, así que la joven tuvo que recorrer los raíles durante un rato antes del siniestro.
Al lugar acudieron efectivos de la Policía Local, así como de la Nacional y responsables de Renfe y Adif. Mientras se esperaba a que la autoridad judicial ordenara el levantamiento el cadáver por la funeraria, el tren de media distancia tuvo que permanecer inmovilizado en las vías. Según Renfe, el tren pudo continuar su camino a las nueve y media de la noche, una vez los agentes de la Policía Nacional recogieron todas las pruebas que encontraron en la vía férrea.

Una joven de 25 años muere en Oza al ser arrollada por un tren que se dirigía a Monforte