Un viaje artístico a través de la naturaleza y el onirismo de Prithvi y Recio

el ideal gallego-2019-07-16-036-f6631871

Un viaje por el onirismo y la naturaleza se nos plantea, a través de la pintura y de la escultura, en la nueva exposición que acoge el Colegio de Médicos, con obras pictóricas de Luzián Prithvi y escultóricas de Toño Recio.

Los cuadros expuestos en la sala salen todos de la imaginación de Prithvi, pero con la intención de realizar algo “veraniego”, algo relacionado con la estación estival, y así lo plasman sus colores, sus paisajes florales y las playas de sus cuadros.

“Ninguna obra fue copiada o extraída de algún paisaje real, son todos frutos de mi imaginación”, explica Prithvi, que añade, “muestro mis visiones y sensaciones”.

Todos estos paisajes e imágenes idílicas se contraponen con el cuadro que corona la exposición, el más grande de todos y que es también la imagen de la muestra. Es la más onírica de la colección. “Esa en concreto viene de un sueño”, cuenta Prithvi. En este caso se trata de un sueño que tuvo de “un hombre desagradable” que apresaba a varias mujeres en su “mundo tenebroso”. Esa oscuridad está presente en un pequeño reducto del cuadro, que se contrapone con el resto, colorido y con una gran carga simbólica.

La visión positiva que acostumbra a proponer Prithvi en sus cuadros, y que está presente en el resto de la muestra, se puede observar aquí en la figura de tres “ninfas”. Una que se dedica a “vigilar” y no permitir que la oscuridad y las tinieblas se apoderen del resto del paisaje. Mientras tanto, la otra ninfa rescata a otra mujer, que representa la inocencia, de las garras de lo tenebroso.

 La muestra se completa con cuatro piezas escultóricas de Toño Recio. Son cuatro las piezas que conforman esta colección, dos de ellas, maderas de deriva de gran tamaño que llaman la atención nada más entrar a la sala.

Pero la concepción e interpretación artística de Recio toca otros materiales y mitos. Hay presente en esta exposición una interpretación de las piedras del rayo, o “ceraunia”, asociadas en diferentes culturas a objetos de origen celeste o divino y que, según la mitología, cuentas con propiedades mágicas, curativas o supersticiosas.

La obra de Recio no busca las expresiones concretas o las alegorías visibles, sino que pasa el concepto simbólico de su obra a un plano oculto y hermético.

 

Colaboración

A pesar de que ambos artistas se conocían desde hace unos años, no se habían planteado hacer una exposición conjunta.

Fue algo fruto de la casualidad, ambos conocían la obra del otro y, tal y como cuenta Prithvi, las piezas de madera de deriva de Recio la inspiraron para hacer alguno de los cuadros de la exposición. Incluso en una de las obras plasma una de esas piezas de madera, como las que recoge y trabaja Recio. Cuando la sala estuvo disponible, no dudaron en ofrecer sus obras en conjunto.

Un viaje artístico a través de la naturaleza y el onirismo de Prithvi y Recio

Te puede interesar