El 55% de los españoles procura evitar los espacios cerrados cuando sale de casa

Varias personas pasean por un parque de Asturias | alberto morante
|

El 55,4% de los españoles tiende a evitar espacios cerrados cuando sale de casa, un 36,5% dejó de ir a bares y restaurantes, y un 32% alarga el uso de la mascarilla más allá de su vida útil.

Así lo refleja una encuesta sobre situación, valoración y percepción vinculada al Covid-19 elaborada en toda España por el Grupo de Investigación en Procesos Electorales y Opinión Pública de la Universitat de Valencia.

La encuesta, basada en 1.955 respuestas recogidas del 23 de septiembre al 14 de octubre, refleja que hubo modificaciones tanto en las relaciones como en los hábitos cuando se sale de la vivienda, ya que solo un 13,1 % afirma que su comportamiento es el mismo que antes, y solo un 12,5% no tiene ninguna restricción al salir.

Además, un 55,4 % afirma que suele evitar espacios cerrados cuando sale de casa; un 22,1 % indica que solo elige espacios abiertos, y un 10 % sostiene que puede optar por espacios cerrados siempre que haya buena ventilación.

La encuesta refleja también que, antes del primer estado de alarma, todo el mundo se reunía al menos una vez por semana en algún bar o restaurante (solo un 5,5% no lo hacía), pero ahora un 36,5% señala que evita ir a bares.

Respecto al temor ante la posibilidad de contagiarse de coronavirus, el 27% afirma que sale de casa con normalidad, pero con algún temor; el 19,6% manifiesta que no tiene miedo, pero solo sale a realizar tareas básicas.

En cuanto al uso de medidas profilácticas para no contraer el virus, la medida utilizada por excelencia es la higiene de manos (un 62,3 %) y destaca también el uso de la mascarilla, sobre la que el 40,2% afirma que la cambia con asiduidad tras su vida útil.

No obstante, un tercio de la población, el 32,3%, confiesa que la reutiliza más de lo que debiera, y es reseñable el porcentaje de quienes se cuidan el sistema inmunológico para prevenir cualquier infección (un 24,1%).

La encuesta también recoge que casi una cuarta parte de la población no tuvo ningún día de vacaciones este verano (un 23,2%, frente al 4,5% de 2019).

Asimismo, baja la nota que recibe el Gobierno sobre su gestión de la segunda oleada.

El 55% de los españoles procura evitar los espacios cerrados cuando sale de casa