Pedro Puy recuerda a los okupas que “la ley hay que cumplirla”

Participantes en la protesta esperan la llegada de la Policía | lavandeira jr
|

El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, aseguró que su opinión sobre el conflicto surgido en Santiago tras el desalojo del local okupa “Escarnio e Maldizer” “no difiere de la de la inmensa mayoría de los gallegos” y es que “la ley hay que cumplirla”.


“Hay que cumplirla respetando las actuaciones del poder judicial, hay que cumplirla respetando la actuación que hacen los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y hay que cumplirla para asegurar el derecho de manifestación”, señaló el portavoz popular.

Deteriorar la convivencia
Además, el portavoz parlamentario de los populares gallegos consideró que “todo aquello que contribuya a deteriorar un marco de convivencia, que puede gustar o no”, debería “tener una mala consideración”.


“Confío en que el propio paso del tiempo lleve a que la situación se normalice, porque estos acontecimientos que alteran el orden público no son buenos para la ciudad” y “mucho menos en una que tiene una dependencia muy relevante del sector turístico”.


Por su parte, el portavoz municipal del PP en Santiago, Agustín Hernández, opinó ayer que la intervención policial contra los manifestantes que ocuparon el antiguo colegio Manuel Peleteiro en el centro de la ciudad hizo gala en todo momento de una “delicadeza extrema”.


Para Hernández, es “sorprendente” la “profesionalidad” de unos funcionarios públicos –dijo– que tuvieron que soportar todo tipo de improperios e insultos mientras realizaban su trabajo.

Normalidad
Mientras, las dos personas detenidas en la manifestación en contra del desalojo quedaron en libertad con cargos, informaron fuentes de la Delegación del Gobierno . Y es que la protesta se saldó con dos detenciones y cerca de una veintena de identificados, luego de que parte de los asistentes a la marcha accediesen al interior de un colegio abandonado a través de la puerta del patio.


Por su parte, el portavoz de En Marea, Luís Villares, enmarcó dentro de la normalidad el transcurso de la manifestación a favor de un grupo okupa en tanto que, no hubo “heridos” y que las fuerzas de la ley están “para impedir que se produzcan incidentes”.


En rueda de prensa, cuestionado por la intervención policial contra los manifestantes que el sábado ocuparon el antiguo colegio Manuel Peleteiro, Villares prefirió no pronunciarse puesto que –dijo– él no estuvo en la protesta por lo que desconoce si dicha actuación fue proporcionada.


Con todo, el líder del partido instrumental recordó que “no hubo personas heridas” y que, por tanto, “todo acabó al día siguiente con normalidad”.
De este modo, consideró qu es “positivo” que se permitiese “el derecho a la libre manifestación de las personas que así lo deseen” por las calles de la capital gallega y que, a su vez, las fuerzas de seguridad hayan “impedido” que se produjesen “incidentes” que pudiesen afectar a “otros derechos fundamentales”.


Por su parte, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, arremetió contra la “irresponsabilidad” del PP y de su portavoz local, Agustín Hernández, ante las protestas celebradas en la ciudad contra el desalojo del edificio okupado por el colectivo Escárnio e Maldizer. En este sentido, ha apostado por el “diálogo” sobre el conflicto y rechazó “echar gasolina al fuego”, valorando la “resistencia pasiva” ejercida por los manifestantes del sábado.

Pedro Puy recuerda a los okupas que “la ley hay que cumplirla”