Arteixo impulsa las Ferias Etnográficas para recuperar los oficios tradicionales

|

En un tiempo en el que los niños crecen pegados a los móviles y las tablets, el Gobierno de Arteixo quiere fomentar entre los más jóvenes la artesanía y los oficios tradicionales, para lo cual ha puesto en marcha las Ferias Etnográficas, una iniciativa que llevará cada mes a la Plaza del Balneario a diversos artesanos de toda Galicia.
Dentro del feirón de los sábados se enmarcarán, mes a mes, exhibiciones de distintas manufacturas como carpintería, cestería, cerámica y fabricación de zuecos, aunque desde la concejalía de Promoción Económica reconocen que les gustaría ir incorporando otros oficios. 

dinamizar el comercio
“Además de implicar a los niños en los oficios para promover en las nuevas generaciones otras alternativas profesionales, queríamos potenciar el feirón de los sábados y hacerlo más atractivo”, explica la edil de Promoción Económica, Patricia Amado, quien aguarda que las Ferias Etnográficas beneficien, también, a la hostelería y al comercio locales.
Según Amado, la idea surgió el año pasado con motivo de la romería de San Miguel, que se celebra cada octubre en Pastoriza, cuando los vecinos contaron que “antiguamente existía una feria de la madera en la que los agricultores de la comarca compraban sus aperos de labranza”. El Gobierno arteixán decidió entonces intentar poner en marcha   alguna iniciativa del estilo para fomentar la tradición, especialmente entre el público joven.
En principio, la actividad comienza mañana con un obrador de carpintería y se desarrollará hasta octubre, aunque desde el Ayuntamiento señalan que se podría alargar en el tiempo, si la iniciativa tiene éxito. La próxima cita será el 16 de julio, fecha en la que llegará al feirón arteixán la “olería” tradicional de la Ribeira Sacra –concretamente, de la parroquia de Gundivós, en Sober– de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.
La intención de la concejalía de Promoción Económica es que este evento tenga un carácter “muy participativo”, dice Patricia Amado, y se fomente la interacción del público con el artesano. “Buscamos que los niños y sus familias aprendan y que sepan cómo pueden fabricar sus propios objetos de artesanía”, señala Amado.
Las Ferias Etnográficas, dicen desde el Ayuntamiento, serán un  aliciente para que el mercado tradicional de los sábados atraiga cada vez más visitantes.

Arteixo impulsa las Ferias Etnográficas para recuperar los oficios tradicionales