“Vamos a transferir 50.000 euros a emergencia social, para poder finalizar el año”

|

Inés Ramos es la concejala de Servicios Sociales de Arteixo. Llega a la política después de trabajar ocho años como gerente de un centro de atención a personas con daño cerebral en A Coruña. Asegura que no quiso “perder esta oportunidad”.

¿Es la primera vez que está en política activa?
Es la primera vez, y no era un propósito que me tuviera marcado en mi vida profesional, pero se me dio y no quise perder la oportunidad.

¿Qué le pareció cuando Carlos Calvelo le propuso ser la coordinadora de cinco concejales?
Inicialmente, la idea era, por mi experiencia profesional, hacerme cargo de la Concejalía de Servicios Sociales. Pero luego sí que apostó por una reorganización en la estructura y funcionamiento del Ayuntamiento y es cuando me propone la coordinación de las concejalías. En este caso tengo todo el apoyo de los concejales que dirigen los departamentos en su día a día. Yo tengo dedicación exclusiva y hay líneas que son muy transversales, son ramificaciones de Servicios Sociales, como pueden ser mayores, juventud... Aunque tenemos una persona que está en el día a día, hay temas que nos afectan transversalmente como pueden ser asociaciones, participación ciudadana o por las ayudas que se reciben desde Educación, Deportes..., las subvenciones o convenios con entidades sociales, culturales o deportivas. Intentamos que haya una mayor coordinación para abordar las solicitudes de los vecinos.

Sin embargo, en ese organigrama desaparece, al menos de manera explícita, la Concejalía de Mujer, ¿por qué?
No desaparece, tenemos el CIM –Centro de Información á Muller–.
Como concejalía no aparece. Antes la llevaba Fina Zas...
Se asume directamente desde Servicios Sociales. Por lo que comentaba antes, no deja de ser una ramificación, una intervención más específica y es algo que llevo yo. Y sobre todo porque derivamos casos desde Servicios sociales al equipo especializado del Centro de la Mujer. Tenemos tres profesionales específicamente en el CIM, más asesoramiento jurídico. Estamos con el plan de igualdad al que le queremos dar continuidad, la pretensión es que durante 2016 finalicemos un 30% de los objetivos marcados en este plan y realizar una evaluación porque es algo que nos preocupa.

En estos dos meses, ¿ha visto algo que diga: “esto hay que cambiarlo o darle una vuelta”?
Estoy atendiendo las demandas que están llegando, pero, si le soy sincera, mi labor en este tiempo está siendo observar y analizar. A partir de ahí, pues empezaré a tomar decisiones de cómo actuar. No quiero precipitarme porque no deja de ser un grupo de personas y de servicios que van en cadena. Si movemos un programa o un proyecto, va a afectar a todo el área. Sí que tengo proyectos en el cajón, pero hay que ver cómo circularlos y seguramente haya que potenciar programas actuales, como la organización. Hay que potenciar los recursos humanos y que haya una mayor planificación, que es una demanda. Hay muy buenos profesionales, pero que demandan una mayor planificación en el servicio.

¿Cuántos usuarios atienden en los diferentes programas de Servicios Sociales?
En el programa de atención y asesoramiento se está prestando servicio a 3.000 personas. Si nos centramos en intervenciones familiares, unas mil personas. Tenemos usuarios de dependencia, que son 175 aproximadamente, hay que diferenciar el SAF –Servizo de Axuda no Fogar– de la Xunta para dependientes y el SAF básico que llevamos nosotros desde el Ayuntamiento. 
En cuanto a emergencia social, Arteixo es un municipio centrado en lo social, porque durante este mandato pasado se ha hecho un incremento importante. Actualmente, en agosto me estoy encontrando que no es suficiente y en una semana vamos a transferir para emergencia social unos 50.000 euros para poder finalizar el año y llegar a las familias que lo necesitan. En cuanto a las emergencias sociales, que está orientado para llegar a familias en riesgo de exclusión, llevamos trabajando con familias durante muchos años, ya es casi un medio de vida y aquí sí que habrá que trabajar con proyectos de sensibilización y reinserción social y laboral para que no dependan al 100% de los recursos de Servicios Sociales.

Pero, Arteixo que tiene una partida de unos 200.000 euros para emergencia social, tener que aumentar otros 50.000 euros, ¿no es un mal dato?
Tiene la doble vertiente, según lo quieras ver. De ahí que me gustaría resaltar que son familias con las que llevamos en algún caso atendiendo desde hace más de diez años por su situación y sus dificultades. Son familias desestructuradas y son con las que más trabajamos y son las que se prolongan durante años. Ahí es donde tenemos que trabajar en cuanto a la prevención. Habrá que hacer programas de reinserción ¿Un mal dato? Tampoco estamos recibiendo tantas familias en situación de paro, son otras situaciones que llevan a recibir estas ayudas que son de carácter básico como vivienda, recibos o medicamentos. Tramitamos muchas solicitudes de Risga y este año hemos puesto en marcha un programa a través del cual se han contratado a 26 personas receptivas de la Risga. Abriremos nuevas vías con Promoción Económica para esa reinserción laboral entre otras actuaciones.

El año pasado, varios usuarios a través de Cáritas se quejaron por el trato recibido en Servicios Sociales ¿Ha abordado este asunto?
Con este tema, el próximo jueves vamos a mantener una reunión con Cáritas para poder ver y valorar de primera mano cómo estamos funcionando en cuanto a si hay derivaciones, para ver si estamos trabajando en red o si hay que cumplimentar este tipo de colaboración. Vamos a estudiarlo y a articularlo de la mejor manera posible. Sin duda, lo que pretendemos desde Servicios Sociales es dar la mayor cobertura a los vecinos. De hecho, se ha modificado la ordenanza para poder ampliar los vales de alimentación a los usuarios. Como nos tenemos que regir por esta ordenanza, hasta que se tramita la ayuda, las familias suelen recurrir a Cáritas.

Se va a abrir una residencia de ancianos, pero, ¿hay alguna otra infraestructura social que considere que necesita Arteixo?
La residencia y el centro de día eran una necesidad, como la guardería que se va a abrir en Arteixo. A mayores, un posible proyecto es ofrecer recursos a personas con discapacidad, como talleres de empleo o una atención específica. Es un recurso que nos gustaría ofrecer y lo estamos valorando. Observo que hay un gran número de personas diagnosticadas con algún tipo de problema de salud mental y es una oportunidad. Vamos a negociar para que el futuro centro de salud de Vilarrodís tenga una unidad mental.

Mencionaba que tenía algún programa en el cajón, ¿puede adelantar algo?
Puede haber varios. Ya ofrecemos un gran número de programas y a lo mejor no se están desarrollando en la medida que quisiéramos, pero sí que se hacen muchos esfuerzos para cubrir estas necesidades. Vamos a potenciar el tema de juventud, que ya tiene una concejalía propia, y abrir nuevas líneas de trabajo. A mayores del centro de día y la residencia o la ayuda a domicilio para dependientes, vemos que hay que ampliar el servicio para personas con discapacidad.

“Vamos a transferir 50.000 euros a emergencia social, para poder finalizar el año”