“Es un momento duro y todo el mundo se está apoyando”

03 noviembre 2019 VALENCIA, 02/11/2019.- El centrocampista del Levante UD, José Luis Morales (d) disputa el balón con el defensor del Barcelona Clement Lenglet (i), durante el partido de la décimo segunda jornada de LaLiga Santander
|

El defensa del Barcelona Clement Lenglet mantuvo una charla virtual con algunos culés que contribuyen a luchar contra la pandemia para conocer las historias que hay detrás de todos ellos, cómo han vivido directamente la crisis sanitaria y las lecciones de vida que han aprendido.

“Yo me quedo con el compañerismo que estamos viviendo ahora mismo. Con el Covid-19 estamos viviendo un momento bastante duro y todo el mundo se está apoyando, lo que quizás no hacíamos hasta hace poco. Espero que nos quedemos con todo esto cuando pase el virus y volvemos a la normalidad”, les ha dicho el central francés.

Lenglet, que está pasando el confinamiento del coronavirus en Barcelona con su novia, sigue muy de cerca las noticias en torno a la pandemia.

El zaguero, cuya madre es enfermera, está muy sensibilizado con la labor que hacen los sanitarios que luchan cada día en la primera línea para combatir el coronavirus.

Por eso, se le ocurrió que podría conocer, de primera mano, las experiencias de algunas de estas personas después de ver el vídeo ‘Héroes de Sant Jordi’ que el Barça publicó para agradecerles su esfuerzo y en el que participaron exjugadores como Puyol, Kluivert, Ferrer, Stoichkov, Sergi Barjuan, Saviola o Migueli.

La entidad azulgrana también ha puesto cara a algunos de estos héroes anónimos a través de la acción ‘Culés contra el Covid-19’, impulsada con el Twitter de la Fundación, y a los que Lenglet conoció ayer.

Este es el caso de Míriam Gallana, entrenadora del alevín femenino del equipo de fútbol y trabajadora social en una residencia de gente mayor; de Josep Parera, socio del club desde que nació y psicólogo en una residencia de la tercera edad; de Leopoldo Higa, entrenador del Barça de rugby sub-18 y médico de urgencias en el Hospital de Sant Pau; o Pere Bosquet, entrenador de la Barça Academy Haikou.

Este último, que ha pasado tres confinamientos, ayuda ahora a fabricar mascarillas, con su madre y su tía, miembros de las Costureras Solidarias de su pueblo, Corbera de Ebro, mientras espera poder volver a China a trabajar.

“Es un momento duro y todo el mundo se está apoyando”