Prohibido tropezar

Deporte Campeón-2019-06-08-005-3303e33f

En una temporada diseñada para el ascenso directo, el RC Deportivo tiene en sus manos una promoción de ascenso que a principios de curso semejaba un premio de consolación y que a la vista de lo sucedido en la segunda vuelta se antoja una oportunidad de lujo para regresar a Primera.


El empate de la semana pasada sin goles en el Martínez Valero se tornó en todo un tesoro debido al inesperado pinchazo del Cádiz frente al Extremadura y ahora mismo los blanquiazules dependen de sí mismos para finalizar el torneo regular en zona de promoción de ascenso.


No perdonar a un ya matemáticamente descendido como el Córdoba equivaldría a mantener por lo menos la sexta posición, con opciones a auparse a la quinta en caso de que el Mallorca pinchase frente al Extremadura.


El empate solo serviría a los herculinos en caso de que el Cádiz no se impusiese en su visita al Sporting de Gijón, mientras que una hipotética derrota coruñesa le daría opciones a los gaditanos y también al Oviedo, que rinde visita al ya campeón y ascendido Osasuna.


La escuadra de José Luis Martí deberá coger por la pechera a sus fantasmas de esta segunda vuelta en el estadio de Riazor, donde solo ha vencido dos encuentros en 2019, el último de ellos de manera agónica hace dos fines de semana ante el Mallorca, con un penalti de Carlos Fernández en el tiempo añadido.
El preparador balear se mantendrá fiel a la ‘formación tipo’ que le ha llevado a encaramarse al ‘top six’ en las últimas semanas, con las dudas de Pablo Marí en el eje de la retaguardia y de Quique González en punta de lanza.


El central valenciano se encuentra a una tarjeta amarilla de cumplir sanción, por lo que en caso de ser amonestado se perdería la ida del playoff —miércoles o jueves—, aunque lo más probable es que el ‘22’ sea de la partida inicial.


En cambio, el técnico puede mostrarse bastante más conservador con el máximo artillero del club, artífice de 16 dianas, que podría comenzar desde el banquillo debido a las molestias musculares que sufrió tras el duelo ante el Mallorca.

Siempre con Dani Giménez bajo palos, la defensa estará integrada por Bóveda, Duarte, Marí o Somma y Saúl; en la sala de máquinas repetirán Álex Bergantiños y Edu Expósito, mientras que los interiores serán coto privado de Cartabia y Nahuel, si bien Pedro Sánchez dispone de opciones.
En punta de lanza Carlos Fernández y Borja Valle serán los encargados de perforar el marco de Carlos Abad. 

Arropados por la grada
El deportivismo se movilizará desde media tarde para insuflar su ánimo al conjunto de José Luis Martí.
La Plaza de Portugal se convertirá en un hervidero a partir de las 18.15 horas, marcando el camino a seguir a un equipo que esta noche no puede defraudar a los suyos en un estadio de Riazor que debe registrar la mejor entrada de la presente temporada.


Enfrente, el Depor se topará a un Córdoba en proceso de desintegración hacia el fútbol no profesional; último en la tabla y desahuciado desde hace varias jornadas, la mayor preocupación del plantel es sondear otro equipo. Su entrenador, Rafa Navarro, ha hecho pública la falta de profesionalidad de parte del vestuario. l

Prohibido tropezar

Te puede interesar