“Nunca le he negado a nadie un pellizco de sal”

El Ideal Gallego-2015-10-03-013-29a26779_1
|

Pablo Chiapella se cambiará de chandal para dejar de ser Amador y saltar a la palestra del Colón siendo él mismo en un espectáculo que lleva dos temporadas en Madrid “Sí, soy el señor” y que el actor pasea por España con la soltura de quien lleva coqueteando con el humor desde hace años y al que no le faltan ganas de afilar el estilo a base de personajes patrios. Desde la realeza hasta Paquirrín, el monologuista saciará la sed de risas a los coruñeses que, como el resto de españoles, tanto necesitan. 

Dos temporadas con el espectáculo en Madrid y ahora toca girarlo. ¿Cómo está resultando el experimento?
Sigue funcionando muy bien pues he compaginado las temporadas en Madrid con actuaciones en otras ciudades, de hecho a Galicia ya he venido varias veces, pero aún no he estado en A Coruña, así que tengo muchas ganas de hacer reír a la gente.

¿De qué habla Pablo Chiapella en sus monólogos?
Hablo de ​mi infancia, mis complejos y la relación con el personaje de Amador, todo con la única intención de pasar un buen rato.

¿Es difícil salir de la casilla de Amador Rivas para meterse en la de un monologuista? ¿A los espectadores les cuesta dar el cambio?
​Creo que Amador es un personaje muy potente, pero no deja de ser una faceta de mí como actor. ​

¿Se parece al personaje?
Algo hay desde luego, pero lo de la Amador es todo elevado al cuadrado.

Y, ¿cómo es como vecino?
​Pues creo que soy buen vecino, nunca le he negado a nadie un pellizco de sal.

¿“Sí, soy el señor” crece a medida que pasa el tiempo?
​Así es, se van incorporando cosas nuevas y quitando otras. Un monólogo tiene vida y como no tengo que discutir con nadie puedo cambiarlo sin problema.

¿Qué faceta le gusta más, la de actor o la de humorista? ¿Se ve haciendo un papel dramático?
Disfruto mucho con ambas y claro que me veo haciendo un drama, por ejemplo de Escarlata en “Lo que el viento se llevó”​.

¿Qué humorista le hace reír más?
​Hay muchos que me hacen reír, pero no diré nombres por si se me olvida alguno y luego se enfada.​
¿El estilo a la hora de hacer humor se va afilando como un lápiz?
Sí, el público es el que te va dando la pauta de lo que funciona y lo que no, solo hay que tomar nota y aprender.​

¿Qué personajes son susceptibles de salir a la palestra con Pablo Chiapella?
​La realeza, Paquirrín, la Pantoja, Falete, es decir, los más importantes.

¿A dónde acude para darle forma a sus monólogos?
A una caja de zapatos que hay en casa de mis padres.​

¿La gente tiene déficit de risas?
​Creo que no, lo que pasa es que tenemos mucha necesidad de reír.

¿Esta noche regalará guiños a los espectadores sobre la ciudad y los gallegos?
​Por supuesto que haré un guiño a la gente de aquí, donde además tengo muy buenos amigos que van a venir a verme esta noche al Colón.

“Nunca le he negado a nadie un pellizco de sal”