Gran afluencia en los mercados coruñeses en una jornada sin precios desorbitados

Centollas en un puesto de la plaza de Lugo | quintana
|

Los mercados municipales coruñeses vivieron ayer una jornada de gran afluencia por las compras previas a Nochebuena y Navidad. El gran protagonista, el marisco, vio encarecido su precio con respecto a los pasados días, pero no llegó a registrar cifras desorbitadas como en anteriores ocasiones. Entre lo más destacado en los puestos del mercado de la plaza de Lugo se encontraba el santiaguiño, que alcanzó un coste de 250 euros el kilo. El percebe se podría compra a 180 euros, lo que dista del pasado año, cuando este llegó hasta los 400 euros el kilo.

“Hubo bastante más gente de la esperada durante toda la mañana, pero no se dispararon los precios”, comentaba ayer Víctor, del puesto de este mercado coruñés Pescados Víctor, quien destaca que, por ejemplo, el camarón mediano se podía comprar ayer a 50 euros el kilo, “un precio asequible en comparación con otros años”. Por los puestos de esta plaza se podía observar que la cigala marcaba un coste de 100 euros; 75 el bogavante; la centolla por 42; y la nécora a 68 euros el kilo.

Entre los pescados, el que más alto cotizaba ayer en el mercado era el besugo, que subió hasta los 77 euros. “Los salmonetes estaban muy baratos y la lubina costaba 28 el kilo”, dice.

 

Mayor escasez

Para hoy, se prevé que los precios se disparen más y la escasez sea mayor, asegura el comerciante Alfredo Barbeito, quien no confiaba en que el tiempo permitiese faenar: “Mañana ya hay un mar de seis-siete metros, mucho frío y mucho aire. Entonces lo tenemos todo un poco justo”, aseguraba.

Esta plaza coruñesa ofrece, además, un gran abanico de pescados que, aunque experimentaron subidas, no fueron tan abruptas como las de navidades anteriores, pues el rape estaba ayer a catorce euros; la merluza a doce; el rodaballo a veinte y la raya a doce euros el kilo.

Gran afluencia en los mercados coruñeses en una jornada sin precios desorbitados