Los socialistas denuncian que tres paradas de autobús en Monte Alto están sin señalizar

El Ideal Gallego-2015-03-11-006-0545d227
|

El grupo municipal socialista denuncia que, meses después de que la Concejalía de Movilidad cambiara los recorridos de las líneas 6 y 6A, todavía no se han señalizado las nuevas paradas, con el consiguiente problema tanto para usuarios como para los propios conductores de bus, que no pueden acercar el vehículo a la acera por estar ocupada por turismos estacionados. Las paradas afectadas son las del número 96 de Orillamar y las de ronda de Monte Alto 32 y 52.
“A día de hoy en esas paradas es absolutamente imposible garantizar la accesibilidad al bus urbano”, dicen los socialistas.
Las modificaciones de las líneas 6 y 6-A se llevaron a cabo en noviembre del año pasado. La Concejalía de Movilidad decidió que estos buses dejaran de pasar por la calle de santo Tomás para dar servicio a una zona que carecía de él, como la ronda de Monte Alto, después de muchas peticiones de los vecinos, puesto que esa calle cuenta con grandes bloques de viviendas donde vive gente que tenía que caminar demasiado para llegar a la parada más próxima. Por su parte, santo Tomás sigue disponiendo de las líneas 4, 7 y 17 que van a dar a la glorieta de Monte Alto, en donde se vuelven a reunir con el 6 y 6-A además del 11, procedente de As Lagoas.
Pero los usuarios de las nuevas paradas tienen que llegar al bus colándose entre los vehículos privados que se encuentran aparcados en la parada. El grupo municipal socialista incide en que no se puede multar a los conductores que aparcan “de un modo absolutamente legal puesto que nadie desde el gobierno local se ha molestado en  eliminar dichas plazas de aparcamiento para habilitar zonas de parada”.
Para el principal partido de la oposición, esta es una prueba más de la ineficacia del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y de las actuaciones del gobierno local en materia de movilidad. “No se puede modificar el recorrido de dos líneas de bus urbano y que nadie se plantee que es necesario crear paradas en condiciones y no limitarse a colocar una banderola con las líneas en mitad de una zona de aparcamiento”, recriminan.
Por otro lado, desde el PSOE consideran que lo que solucionaría de verdad el problema son unas obras que ganen el espacio necesario para la comodidad de usuarios y de conductores del transporte público: “Creemos necesario eliminar dichas zonas de aparcamiento adelantando las paradas sobre la calle Orillamar y la Ronda de Monte Alto para garantizar la accesibilidad completa al bus urbano y el buen funcionamiento de las líneas. Además, esto permitiría instalar marquesinas”. Sobre este aspecto, también critican el abandono la iniciativa socialista de paradas dotadas de pantallas informativas después de que surgieran problemas de mantenimiento.

 "supermanzanas"
Pero, dejando a un lado las mejoras en infraestructuras, los socialistas critican toda la política de movilidad del gobierno de Carlos Negreira porque también ha descartado otro de los proyectos socialistas, el Plan de Movilidad y Espacio Público de la Agencia de Ecología Urbana: las famosas “supermanzanas”, que consisten en cerrar las calles pequeñas al tráfico y permitir solo circular por las grandes avenidas.
Para los socialistas, el PP “no está realizando una política de movilidad seria respaldada por un proyecto claro y global, se limita a solucionar pequeños problemas”.

Los socialistas denuncian que tres paradas de autobús en Monte Alto están sin señalizar