La flota del cerco se concentra en la Lonja para exigir más cuota de la anchoa en Galicia

El Ideal Gallego-2015-08-29-005-758354e3
|

La flota del cerco del área de A Coruña se concentró en la mañana de ayer en la Lonja en protesta por la falta de cuota de la anchoa cuando los bancos de peces de esta especie están precisamente en el litoral gallego. Con la Asociación de Armadores del Cerco de Galicia (Acerga) al frente, el sector denunció el incumplimiento de las promesas adquiridas por el Ejecutivo central, que les había asegurado que abriría la zona 9A (de Fisterra hacia abajo) para faenar si la especie permanecía frente a las costas de la comunidad.
El cerco, que pasa por un momento especialmente delicado por las consecutivas reducciones de cuotas y la escasez de otras especies como la sardina, volvió ayer a la calle para quejarse por lo que considera una injusticia. Alrededor de “150 homes, 40 mariñeiros no muelle e o resto nos 15 barcos que estaban a descargar” gritaron distintas consignas en el El Muro para exigir que se les permita pescar en todo el mar que rodea Galicia. 
“O motivo é reclamar que o Goberno central cumpra o compromiso asumido polo anterior secretario xeral de Pesca polo que habilitaría cuota para as embarcacións na zona 9A si había anchoa”, explicó el representante de Acerga, Andrés García. 
Las tripulaciones y los armadores llegados desde distintos puntos de Galicia –hay que tener en cuenta que solo cinco buques dedicados al cerco tienen puerto base en la ciudad, aunque con la Lonja trabajan muchos más– insistieron en que de no tener esa promesa “Galicia non houbese aceptado o 98,86% da cuota para Andalucía e o resto para nós”. 

menos capturas
La intención es seguir peleando con distintas acciones hasta que se legalice temporalmente el acceso al área marítima vetada, pues la situación actual “afecta a 80 barcos directamente e a todos indirectamente”. 
Según García, el problema está en que al no poder trabajar más allá de Fisterra, las capturas del norte se reparten entre las embarcaciones con base aquí y los buques de las Rías Baixas que tienen capacidad para llegar. 
Además del consiguiente perjuicio económico, se da la circunstancia de que muchos marineros se quedan sin trabajar porque “non teñen capacidade de desplazamento”.

La flota del cerco se concentra en la Lonja para exigir más cuota de la anchoa en Galicia