Las Naves del Metrosidero suman ya un año de continuos retrasos

17 septiembre 2019 A Coruña.- La rehabilitación de la Comandancia de Obras, casi lista pero sin sistema de climatización Las obras del espacio están prácticamente finalizadas
|

Tras el período de hibernación, la actividad en el sector de la construcción se ha reanudado. Pero no en todas partes: los trabajos en la Naves de Metrosidero siguen paralizadas desde hace ya un año, cuando tuvieron que ser interrumpidas después de que se descubriera que el proyecto aprobado durante el mandato de la Marea Atlántica para convertir la antigua Comandancia de Obras en un centro juvenil no había incluido un sistema de ventilación. Según la Concejalía de Servicios Sociales, todavía se está revisando el proyecto y redactando un pliego de condiciones para una nueva licitación que permita subsanar los defectos descubiertos. Así, ahora el Gobierno local tendrá que sacar a concurso, por casi 100.000 euros, esas obras.  A finales el año pasado, se esperaba que estas obras estuvieran finalizadas en junio, pero ahora esa fecha parece muy poco probable.

La rehabilitación de la antigua sede de la Comandancia de Obras estaba ya prácticamente finalizada desde el verano pasado y lista para que sea recepcionada por el Ayuntamiento, de no ser por el problema de la ventilación. Las complicaciones del proyecto se remontan a tiempo atrás. Si un año antes, el desalojo de los okupas de la Comandancia se había convertido en un problema muy embarazoso para la Marea, que contaba entre sus concejales con antiguos simpatizantes de este movimiento antisistema, la ejecución del proyecto para convertirlo en un centro juvenil no lo está siendo menos.

Patrimonio

La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural paralizó la obra por primera vez en abril de 2019, tras la aparición de restos de las murallas de la ciudad en los terrenos de la Comandancia de Obras. En mayo,  Patrimonio autorizó el plan municipal para continuar con las obras y asegurar la conservación de estas piezas, aunque con algunos condicionantes. Sin embargo, un día después el Gobierno local remitió una nueva modificación sobre el trazado que seguirá la instalación dedicada al saneamiento. En pleno periodo electoral, se reanudaron las obras y en otoño se entregó al Ayuntamiento. Fue entonces cuando se descubrió que no existían sistemas de ventilación.

El Gobierno de Inés Rey tuvo que esperar a alcanzar un pacto con la Marea por los presupuestos para poder incluir en ellos la nueva reforma del proyecto. Pero, el Ejecutivo municipal anunció en verano  la creación de una nueva oficina de voluntariado general y juvenil en las Naves del Metrosidero cuando estén operativas, lo que viene a confirmar la intención del PSOE de dar continuidad al proyecto del anterior mandato de Marea Atlántica.

Las Naves del Metrosidero suman ya un año de continuos retrasos