Una empresa extremeña se hace con el contrato de revisión del Plan del Casco Histórico

|

El Ayuntamiento de Betanzos adjudicó a Estudio Thuban, una consultoría con sede en Cáceres y más de un decenio de actividad, la revisión del Plan Especial de Protección y Ordenación del Casco Histórico (Pepoch). La misma empresa que se encarga de actualizar el de la Ciudad Histórica de Santiago de Compostela.

En el proceso solo concurrieron tres consultoras, siendo la oferta de la extremeña la de menor cuantía (97.933 euros sin IVA). Cuenta con la colaboración de la Xunta, que aporta 150.000 euros a través de Medio Ambiente.

El documento completo deberá presentarse antes de 2022, pues el plazo establecido es de cuatro años, contados desde el 16 de diciembre de 2019.

Hace unas semanas, la alcaldesa, María Barral Varela, incidía, respecto a esta cuestión, en que la revisión del Pepoch y la redacción del PXOM (Plan Xeral de Ordenación Municipal) “irán más o menos paralelas, si bien el PXOM está más adelantado que el Pepoch que, en cualquier caso, está avanzado porque cuenta con toda la documentación previa, elaborada en mandato 2015-2019”.

 

Información

Unos datos relativos al medio, las infraestructuras y construcciones, usos del suelo, interés y valores culturales, que se recopilaron de archivos para, a continuación, actualizarlos a través de una serie de intervenciones de campo desarrolladas durante los últimos meses, que se concretan en cinco cuestiones detalladas por el Gobierno de Betanzos. Así, en un primer apartado se anotan la evolución histórica y  los antecedentes en la tramitación de planeamiento, mientras que en el segundo se apunta a los retos, determinaciones y criterios de los instrumentos de la ordenación territorial del espacio del antiguo Castro de Untia.

El documento completo deberá presentarse, 
sin posibilidad de prórroga antes de 2022

En cuanto al tercero, en él se especifican la normativa vigente y las determinaciones del planeamiento general, y en el cuarto se señan los elementos inventariados, catalogados y declarados como Bien de Interés Cultural.

También se realiza un análisis del estado actual del parque de viviendas y la dinámica de creación y ocupación en últimos años, así como la situación y características de los inmuebles y construcciones existentes, tanto  sus usos como alturas, tipologías,  materiales, criterios compositivos, cubiertas y colores, de acuerdo con lo expuesto por el Ayuntamiento de Betanzos.

El casco histórico brigantino es, en extensión y pese a tratarse de una ciudad pequeña, uno de los más amplios de Galicia. El parque inmobiliario suma 1.800 casas, pero solo estarían habitadas 1.500. La desocupación supera el 20%.

Una empresa extremeña se hace con el contrato de revisión del Plan del Casco Histórico