Los nacimientos en el área solo superaron a las muertes en cuatro de los últimos catorce años

|

Mueren más personas de las que nacen en la comarca coruñesa. Según los últimos datos del Instituto Galego de Estatística (IGE) de 2000 a 2014 solo se registraron más nacimientos que defunciones en cuatro años, entre 2008 y 2011.
En ese último ejercicio del que tiene datos el IGE dejan un balance negativo de 515 vecinos (3.621 muertes frente a 3.106 bebés).
Solo Arteixo, Cambre y Culleredo contaron con más nacimientos en todo el periodo. Abegondo, Bergondo y Betanzos se encuentran en el lado contrario. Mientras que Carral, de media registró más fallecimientos, si bien en 2006 logró cuatro nacimientos más y el 2012 hubo el mismo número de nacimientos que defunciones. 
Por su parte, Oleiros, tiene en general un balance positivo, aunque entre 2011 y 2014 hubo más muertes. Sada cuenta con bastante variación: entre 2000 y 2007, registró más defunciones al igual que en 2011 y 2014.
Estas cifras dejan un saldo vegetativo negativo en Sada y Oleiros de manera alternante y constante en Carral (salvo un ejercicio), Betanzos, Bergondo y Abegondo.

Récord en bebés
Arteixo siempre gana en lo que se refiere al número de infantes. Es el municipio con más bebés cada año de los últimos catorce. En 2014 no fue una excepción y registró 285 nacimientos, muy por encima del resto de ayuntamientos del Consorcio. En el lado contrario se encuentra Abegondo, con tan solo 14.
Los que cuentan hoy en día con más nacimientos, superan a los de 1975, primer año del que se dispone de datos en el IGE. Así, en Arteixo ese año tuvieron 208; en Cambre, 182 frente a 106; Culleredo, 269, 178; Oleiros, 251, 161 y Sada, registró 109 nacimientos en 2014 frente a los 104.
Los que hoy tienen una pérdida mayor de población, se han reducido de manera significativa los nacimientos en comparación con hace 39 años. En Abegondo,  pasó de 70 a esos 14; en Bergondo, de 58 en 1975 a 38; Betanzos, 176 a 84 y Carral de 71 en 1975 a 58, en 2014.

Los nacimientos en el área solo superaron a las muertes en cuatro de los últimos catorce años