La campaña de Tráfico no evita el mal estacionamiento en A Pasaxe

El Ideal Gallego-2015-10-27-005-a5dc751d_1
|

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil dio comienzo a su campaña contra el estacionamiento irregular en la avenida de A Pasaxe, a la altura de los centros hospitalarios. A pesar de la presencia de la patrullas de la Guardia Civil, ayer volvieron a repetirse las imágenes de los coches montados en las aceras. Todo indica que los agentes tendrán que redoblar su esfuerzos para conseguir que se reduzca este fenómeno, sobre todo ahora que el mal tiempo obliga a la mayor parte de la gente a desplazarse en coche para evitar la lluvia. 
El problema es que la AC-12 no es solo una vía importante de salida y entrada a la ciudad, sino también el lugar donde se acumulan los coches de las personas que acuden diariamente a los centros hospitalarios de la zona, como el San Rafael, el Complejo Hospitalario Universitario, y el hospital Materno Infantil, a lo que hay que añadir el colegio Santa María del Mar. 
Son cientos de coches los que acuden diariamente al mismo punto y que no encuentran estacionamiento suficiente en la autovía urbana. Todos los centros hospitalarios cuentan con aparcamientos públicos, pero ninguno es gratuito, de manera que los conductores recurren a cualquier solución que les permita evadir el pago. 
Eso quiere decir que dejan los vehículos sobre la señalización horizontal, en las zonas verdes e incluso las aceras. En el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 1,900 al 4,000, el panorama es el mismo. También ocurre igual en las vías cercanas, pero estas calles son jurisdicción de la Policía Local, que en ocasiones ha realizado campañas con la grúa para limpiar los alrededores del Materno de coches mal estacionados.

protección peatonal
La campaña de la Guardia Civil  está orientada a dar una mayor protección a los peatones que transitan por las aceras en la que los vehículos mal estacionados obstruyen el paso a los viandantes, incluidos los escolares que a veces tienen que bajar a la calzada par sortear a los turismos. Asimismo, se controlarán los estacionamientos de vehículos que ocupen parte de los carriles de circulación, paradas de autobús y lugares prohibidos en aras de dar seguridad y fluidez, principalmente en las horas de mayor intensidad de circulación.
No es la primera vez que la avenida de A Pasaxe atrae la atención de Tráfico. Después de un doble atropello mortal en 2013, se instaló un radar a la altura de la curva de Servisa, a lo que se añadieron mejoras en señalización y balizamiento y a la creación de un nuevo carril de servicio en el margen derecho de la carretera, tanto en dirección  entrada como de salida de  a ciudad. En ese nuevo trazado la velocidad máxima pasó de 80 a  estar limitada a 50 kilómetros por hora.

La campaña de Tráfico no evita el mal estacionamiento en A Pasaxe