Italia pide que se evite salir a la calle excepto para “necesidades básicas”

Milan (Italy), 12/03/2020.- People with protective face masks lined up in front of Esselunga supermarket in Lombardia avenue, at Cologno Monzese, in Milan, Italy, 12 March 2020. Tough lockdown measures kicked in throughout Italy on 12 March after Prime Mi
|

Los fallecidos en Italia por el coronavirus alcanzaron ayer –según los últimos datos oficiales–los 1.016, al haber muerto en las últimas veinticuatro horas 188 personas, según los últimos datos ofrecidos por el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli. 
Los casos positivos actuales ascienden a 12.839, un incremento de más de 2.000 en solo un día, y 1.258 personas se han curado, con lo que el número total de contagios desde el principio de la crisis es de 15.113. 

Lombardía es la región más afectada, con 744 fallecidos y 6.896 casos positivos actualmente. Le sigue Emilia-Romaña, con 146 muertos y 1.758 casos. 

Ante esta situación, Borrelli pidió a los cuidadanos que eviten en la medida de lo posible salir a la calle para intentar contener la propagación del virus y se refirió a los trabajadores de las fábricas del norte del país, que ayer protestaron en una huelga organizada para pedir al Gobierno que suspenda la actividad productiva de forma temporal. 

El Ejecutivo italiano decretó el miércoles el cierre de todos los negocios a nivel nacional, excepto aquellos que ofrecen servicios esenciales como supermercados y farmacias, para intentar contener el virus, una decisión que estará vigente hasta el 25 de marzo. 
Sin embargo, no ordenó la clausura de las fábricas, sino que pidió a las empresas que adopten protocolos de seguridad y garanticen que sus trabajadores desarrollan sus labores en condiciones sanitarias adecuadas. 

Borrelli afirmó que es fundamental “mantener la distancia de un metro entre las personas” para prevenir el contagio y que, si no se puede en el puesto de trabajo, “es aconsejable utilizar mascarilla”. 

“Es necesario mantener la distancia, también en familia, creo que va en el interés de todos. Un poco de prudencia creo que no hace mal a nadie”, apuntó. 

El jefe de Protección Civil también hizo un llamamiento para que los italianos sigan donando sangre “porque es fundamental para salvar vidas” en esta emergencia sanitaria. 

En otra conferencia de prensa desde Milán, el consejero de Sanidad de Lombardía, Giulio Gallera, dijo que el número de contagios en esta región, que no para de crecer, está poniendo en dificultad al sistema sanitario y hay “un número cada vez mayor de hospitales en dificultad extrema”. 

Asimismo, el Gobierno italiano solicitó a la Comisión Europea que impida a Austria siga realizando controles indiscriminados en la frontera que ralentizan la libre circulación de mercancías hacia el resto de Europa.

La ministra de Infraestructura y Transporte italiana, Paola De Micheli, explicó que Roma está en conversaciones desde el miércoles con las autoridades austríacas para poner fin a esta crisis, surgida después de que Austria haya implementado los controles en la frontera para intentar contener la propagación del  virus.

El Ejecutivo italiano urgió a Austria a devolver “la normalidad de los tránsitos ferroviarios y por carretera, teniendo en cuenta que la mayoría de los camiones solo tienen que atravesar Austria y se dirigen a Alemania y los países del norte Europa”, y urgió la comisaria europea de Transporte, Adina Valean en la solicitud. 

Italia califica de “injustificadas” las acciones adoptadas por su vecino austriaco y considera que el bloqueo no responde a necesidades sanitarias. 

La patronal italiana también mostró su malestar y solicitó que actúen “de forma urgente y decisiva” o sancionen al país austríaco por  “violar gravemente los Tratados europeos”.

Italia pide que se evite salir a la calle excepto para “necesidades básicas”