“Entiendes que te insulten, pero saltar al campo es estúpido”

22 abril 2015 Entrenamiento del Depor en Abegondo
|

 El capitán sentó cátedra sobre la violencia. Acepta que la afición exija, perdona hasta los insultos, pero discrepa de actos como los de hace una semana en Abegondo, con invasión de campo y momentos de tensión con Álex Bergantiños.
“El clima lleva tiempo raro. Ha sido una temporada difícil. Del otro día entiendo que se nos increpe, que haya exigencia,  hasta tienes que entender que te insulten, porque en esta sociedad es algo normal... pero lo de haberse metido en el terreno de juego no es nada bueno. No sirve ni para ellos ni para nosotros ni para el deportivismo ni para la ciudad. Ese acto fue una estupidez. Es una publicidad mala para todos. Lo de la exigencia y todo lo demás está perfecto y lo merecemos, tenemos que ser conscientes y apechugar, pero hay unos límites”, expuso.
El defensa admitió que “el toque de atención” de los hinchas fue acercarse a Abegondo, pero el resto, sobraba. “Saltar al terreno de juego me parece estúpido y no ayuda”, insistió.
Entre los que lo pasaron mal, Álex Bergantiños. “En aquel momento le afectó mucho. Los responsables somos todos. Lo que hay que intentar es estar cerca, apoyar a Álex. Es una persona bastante hecha y sabe que hay momentos así. Lo que tiene que intentar es que no le afecte y pasar página”, recomendó.
Otro jugador que sufrió un incidente fue Lucas Pérez. El extremo se llevó un manotazo de un hincha tras el partido ante el Villarreal. “Parece que algún individuo intenta llamar más la atención, tomar las cosas por su mano y al final quedan retratados”, apuntó el canario, que valoró el momento que atraviesa el vestuario: “La gente esta un poco tocada en el ánimo por todo, por lo deportivo y lo de fuera. Es difícil  sacarle la alegría, pero bueno, intentamos exigirnos en el día a día para eso, para competir lo mejor posible. Después, el fútbol es de aciertos y errores. Te puedes equivocar, pero hubo partidos en que parecía que esperábamos a que nos dieran el golpe”.
En la caseta hay discusiones que no pasan a mayores. “En estas situaciones siempre hay roces. Es normal y hasta viene bien, a veces. Ha pasado muchas veces y no intervengo mucho hasta que se presenta una situación que se vaya de las manos”, indicó.
La plantilla está centrada y esperanzada. “En el vestuario se habla de estar fuera de los tres últimos puestos. Nuestro pensamiento es que estamos vivos, tenemos esa posibilidad y solo pensamos en intentar salir de los tres puestos de abajo”, declaró.
La próxima parada, San Mamés. “Hay que estar preparados para eso, para una batalla física y mental. En los partidos en los que hemos competido bien, empiezas a crear ocasiones al principio y nunca te acabas poniendo por delante. Estamos siempre a remolque, a veces nos hemos repuesto, y esperemos por lo menos competir y ser valientes para intentar conseguirlo”, dijo.
El lateral lamentó el empate del sábado. “Después de la derrota en Elche ya sabías que la situación era complicada, había que sacar los tres puntos ante el Villarreal, lo intentamos, no con mucha calidad, pero sí hasta el final y es una situación complicada pero todavía hay vida y hay que estirarla todo lo que podamos”, sostuvo el capitán, que fue preguntado sobre si una derrota en San Mamés sería definitiva.
“En otras ocasiones pensarías que si no ganas en San Mamés estarías en Segunda. Pero tal y como está la competición, que los otros no suman, siempre tienes la esperanza. De todos modos, tenemos que mirar por nosotros y traernos los tres puntos. Y, si no, al menos no perder, porque no sabes lo que va a pasar. Hay que competir por los tres puntos”, insistió. Respecto al calendario de los equipos que luchan por la permanencia, dijo que el del Deportivo y el del Almería son “difíciles”.

“Entiendes que te insulten, pero saltar al campo es estúpido”