Iglesias presume de equipo sin descartar de su proyecto a Errejón y en medio de gritos de “unidad”

Pablo Iglesias interviene en la Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos en Vistalegre ep
|

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aprovechó la intervención de la que disponía para defender su candidatura a la Secretaría General para presentar uno a uno a los miembros de su lista a la dirección del partido, en línea con su determinación de no seguir al frente de la formación si no consigue mayoría en el Consejo Ciudadano Estatal, aunque gane la votación del liderazgo del partido.
Eso sí, también defendió la necesidad de salir unidos de la II Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre y se dirigió directamente a su secretario político, Íñigo Errejón, y al líder de los anticapitalistas, Miguel Urbán, para decirles que ellos también forman parte de su proyecto.
De hecho, Iglesias abrazó a Errejón tras su intervención, al bajar del escenario.
“Hablar de mi proyecto para la Secretaría General también es hablar de Íñigo Errejón y de Miguel Urbán. Cuento con vosotros, compañeros”, aseguró, antes de ser interrumpido por los miles de simpatizantes que asistieron al cónclave, que comenzaron a corear al unísono: “Unidad. Unidad. Unidad”.
Iglesias no dedicó ni un minuto de su intervención ni a hacer balance de su mandato al frente de Podemos desde que surgió hace tres años, ni a avanzar cuáles serán las líneas que marcarán su segundo mandato si sigue al frente del partido, sino que se limitó a presentar a su equipo y a llamar a la unidad. “A partir del día 13, unidad”, demandó.
Su discurso generó malestar en el sector que lidera Errejón al considerar que Iglesias actuó como un “secretario general de parte” y no como el líder de todos, y por no haber hecho balance de su gestión ni haber planteado cuál es su proyecto para España. Según varios miembros del equipo errejonista de Recuperar la Ilusión, Iglesias desaprovechó un tiempo en el que podría haber atendido mejor el llamamiento a la unidad que están pidiendo los militantes.
Por su parte, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y la senadora Pilar Lima, ambos del equipo Podemos para Todas, de Pablo Iglesias, reivindicaron el papel de los círculos en la formación y las medidas que su candidatura propone poner en marcha para reforzar su importancia.
Mientras, la diputada nacional de Podemos y una de las representantes de la candidatura Podemos para Todas, Irene Montero, afirmó que “nunca es demasiado tarde” para recuperar la unidad en el partido y que a partir de mañana “saldrán como una gran familia” cambiando “alguna cosa” para que la situación de división interna “no se vuelva a producir”.
Por otro lado, Íñigo Errejón defendió la necesidad de que después del congreso sigan “juntos y fuertes”, y reivindicó construir un partido transversal, “sin etiquetas” y “que dé confianza”.
Errejón fue el encargado de defender el documento sobre estrategia política que presentó su equipo, en el que apuestan por “ensanchar” y “multiplicar” Podemos para “recuperar las instituciones”, y con el que reivindican el “Podemos original” frente al “viraje ideológico” hacia la izquierda del tablero que, a su juicio, defiende el equipo de Iglesias. “Es fundamental un horizonte que dé confianza e inspire coraje en los corazones de todo nuestro pueblo, venga de donde vega, haya votado lo que haya votado, haya sido traicionado por unos o por otros. A la criminalización de los de arriba no se le opone la unidad de los que comparten mismas etiquetas, sino se le opone la unidad de la gente trabajadora”, avisó el secretario político de Podemos.
Por su parte, Miguel Urbán, uno de los líderes de Podemos en Movimiento, levantó al público al grito de “no hay enemigos internos, somos compañeros”, y llamando a combatir “a la mafia y sus cómplices”, en referencia al PP y a Ciudadanos “y la gestora del PSOE”.

Iglesias presume de equipo sin descartar de su proyecto a Errejón y en medio de gritos de “unidad”