Las tareas de construcción se coordinarán con la puesta en valor de la antigua muralla

|

 Uno de los puntos más delicados del proyecto de O Parrote es la conservación del baluarte del siglo XVIII que hay en la zona y que supuso la paralización de las obras en 2008. El Puerto ha ratificado que los trabajos de construcción del aparcamiento y el túnel se coordinarán con la puesta en valor de los restos arqueológicos y la habilitación de elementos de interpretación del conjunto histórico en los locales existentes bajo el paseo de O Parrote. De esta forma se llega a un solución intermedia para proteger el baluarte, que data de 1774 y fue diseñado por Pedro Martín Cermeño, capitán general e ingeniero militar, quien tenía previsto rodear el exterior de la Ciudad Vieja pero que tuvo que abandonar el proyecto en 1780.

Segunda fase > Tras la resolución del concurso y la protección de la muralla, el único fleco que queda pendiente en O Parrote es determinar la segunda fase del proyecto, que incluye la prolongación del túnel hasta Álferez Provisional y la posibilidad de construir otro aparcamiento subterráneo en La Marina, que sumaría una superficie peatonal de 52.000 metros cuadrados.

Las tareas de construcción se coordinarán con la puesta en valor de la antigua muralla