La OSG hace retumbar la plaza de María Pita con “Carmina Burana”

El público disfrutó de la fuerza de la pieza de Carl Orff | javier alborés
|

Llevan días escuchándola en María Pita, pero ayer era la buena. La definitiva, en la que Sinfónica de Galicia llevó la fuerza de “Carmina Burana” a los que la disfrutaron emocionados en sillas de plástico y a los que no tuvieron tanta suerte y lo vieron de pie a lo ancho y largo de la plaza. La pieza triunfó por todo lo que encierra y la potencia que hace que no canse nunca. Y menos en una noche de verano, donde la buena temperatura acompañó. Para la ocasión, la formación se arropó por todos sus coros, los mayores, el Joven y los Niños Cantones y bajo la dirección de Dima Slobodeniouk, hizo vibrar a los presentes con la cantata profana de Carl Orff, igual que cuando la tocó en su primera gran gira por Alemania en 1998. Entonces, la OSG la paseó por ciudades como Colonia, Hannover, Hamburgo o Dusseldorf, junto al Orfeón Donostiarra. En María Pita, participó también la soprano Raquel Lojendio, el contratenor Carlos Mena y el barítono Javier Franco como solistas.
La pieza, que le puso solemnidad a las fiestas, fue compuesta entre 1935 y 1936 y estrenada en 1937 utilizando como textos algunos cantos escritos en latín medieval, alto alemán medio y provenzal antiguo de los siglos XII y XIII. Orff los acomodó su música y les puso ritmo, un ritmo contagioso que los intérpretes supieron engarzar con una pieza popular, conocida por todos, “O voso galo comadre”, con arreglos de Peter Hope. La sorpresa gustó y la Sinfónica, como todos los años, se ganó una gran ovación.
Banda y Pistacatro
La de ayer no es la última actuación en María Pita. Para hoy, el programa festivo tiene preparada una novedad, que pondrá sobre el escenario a la Banda Municipal y a la compañía teatral Pistacatro, sintonizando música clásica con acrobacia. 
Comenzará a las ocho y media de la tarde y, según el concejal de Culturas, José Manuel Sande, es una de las propuestas más interesantes. l

La OSG hace retumbar la plaza de María Pita con “Carmina Burana”