La causa argentina contra el franquismo busca nuevos apoyos entre los coruñeses

|

La causa contra el franquismo en Argentina sigue su curso sin dificultad después de que los abogados Ana Messuti y Carlos Slepoy, junto con algunos afectados como Darío Rivas, consiguieran que la justicia del país admitiese a trámite la querella en 2010. A dos meses de que la jueza que se encarga del caso, María Servini de Cubría, visite España para recabar testimonios directos sobre la represión, la psicóloga Noemí Fernández Durán visita A Coruña para sumar nuevas adhesiones de demandantes a la causa.

La psicoanalista Noemí Fernández Durán, vinculada tanto a los abogados que llevan el proceso contra el franquismo en Argentina como a la Comisión para la Recuperación de la Memoria Histórica, está estos días en A Coruña, donde pretende conseguir que aquellas personas que sufrieron algún abuso durante el régimen cuenten su historia. Fernández también perdió un tío-abuelo en aquellos años pero lo que realmente la mueve, junto a sus compañeros de la plataforma Buscadores de Justicia –formada por profesionales liberales–, es “agradecer a la justicia española lo hecho cuando enjuició a Scilingo y Pinochet”.

Gracias a esos juicios encabezados por el juez Baltasar Garzón, Fernández, pudo ver acusados a algunos de los responsables de la desaparición de su hermana. A pesar de todo, la psicóloga asegura que la intención de la plataforma de la que forma parte no es “inmiscuirse” en los procesos judiciales pero sí tratar de continuar el proceso que inició el propio Garzón en España y que fue paralizado hasta que se inició la querella argentina.

 

Unas 350 personas >El objetivo de esta visita a Galicia es, entre otros, dar a conocer la demanda a otras personas que puedan estar interesadas en unirse y luchar para aclarar qué sucedió con los suyos. Hasta ahora hay unas 16 personas que están integradas en firme en la demanda, además de otro grupo de cuatro personas de A Coruña, “presos del último período franquista”, “que viajaron a Argentina para entrevistarse ayer y hoy con la jueza Servini”.

El colectivo argentino, que incluso ha publicado manifiestos en favor del magistrado Baltasar Garzón en medios del país de origen, estima que además unas 350 personas se han puesto en contacto con los abogados para dar su testimonio.

Sin embargo todavía quedan muchas más y esas son las conciencias que pretende tocar Fernández: “Estoy reuniéndome con gente para que sepa que no es necesario viajar a Argentina; que pueden presentar su testimonio a través de los abogados Ana Messuti y Carlos Slepoy”. Estos letrados envían posteriormente los documentos a un grupo de abogados que trabajan al otro lado del Atlántico, todos de forma desinteresada por lo que unirse a la demanda no supone gastos.

Otra vía será reunirse con la propia jueza, que tiene previsto visitar España en junio. “Va a estar en la embajada en Madrid pero si hay interesados en dar su testimonio se trasladará a otros consultados”, comenta. Por ello, aquellos coruñeses, tanto afectados directos como personas que conozcan algún abuso, deben ponerse en contacto con los responsables de la Comisión para la Recuperación de la Memoria Histórica.

 

La causa argentina contra el franquismo busca nuevos apoyos entre los coruñeses