“No hay expediente en el que no nos pidan dinero o que no tenga un pufo”

Fernández Prado se muestra cómodo en su papel de edil patricia g. fraga
|

La Tercera Ronda, el Parque Ofimático y el párking de O Parrote son algunos de los proyectos que heredó Fernández Prado de la etapa anterior, con alguna que otra sorpresa.

—¿Dos veranos son suficientes para concluir el tramo de Lonzas de la Tercera Ronda a finales de 2013?

—Es un plazo viable, por eso salimos tan satisfechos y agradecidos de la reunión con la ministra, en la que confirmó esa apuesta por la Tercera Ronda, pues no estaba tan claro visto el panorama nacional. Ana Pastor se ha comprometido a meter esos 16 millones, que es lo que se prevé que se puede hacer en 2012, y quedan 30 y pico para el año que viene.

—¿Qué va a pasar con los diez millones que tiene que poner el Ayuntamiento?

—Esta es una de las grandes sorpresas. Es difícil encontrarse un expediente en el que no nos pidan dinero o en el que no haya un pufo. De verdad, no sé cuántas decenas de pleitos o requerimientos tenemos, pero son todos millones de euros. Y este es un caso más. Aquí había un compromiso de poner en cuatro años diez millones de euros, y no se ha puesto ni un duro. Y ahora, evidentemente, el ministerio dice: “Oiga, es un compromiso”. Y en eso estamos, en ver cómo lo pagamos.

—¿Condicionará económicamente otras actuaciones urbanísticas de su área?

—Es que no son solo estos diez millones, están también los de Someso... Si empezamos a sumar todo lo que nos piden y todo lo que viene de sentencias urbanísticas, haríamos otra ciudad. Yo tuve que pagar 2,8 millones de obras que estaban acabadas hace años y que se debían.

—A la AC-14 el Ministerio de Fomento quiere incorporar un vial de conexión con la AP-9, ¿supondrá esa carretera un enlace directo con el aeropuerto?

—No es el enlace directo del que se había hablado en ocasiones desde la zona de la gasolinera, pero permitirá un acceso muy rápido al aeropuerto. Son dos minutos por vía de alta capacidad. Lo que se va a hacer es el vial 18, que está recogido en el plan comarcal de carreteras del a Xunta, y cuya redacción yo participé cuando era director general.

—¿Dónde conecta con la autopista?

—Conecta la Tercera Ronda con la AP-9 a la altura del kilómetro 3,95, y es una obra prioritaria porque supone generar la primera gran malla estructural que nos permite evitar que si hay un accidente en Alfonso Molina tengamos una vía alternativa sin necesidad de estar atascados. Es decir, es clave para evitar el concepto del último kilómetro: que no te lleve más el último kilómetro que los 50 restantes.

“Todos los agentes implicados en el Ofimático nos pedían hacer cambios en el documento”

—Precisamente, también se encontraron con un problema de accesos al Parque Ofimático. ¿Cómo está la revisión del proyecto que dejó la anterior administración?

—El Parque Ofimático es otro de los grandes esfuerzos que se ha hecho en estos meses. Estaba todo muy desordenado y estamos trabajando en el mismo. Una de las cosas que nos plantearon todos los agentes que intervienen allí –cooperativistas, residentes...– es que había que hacer cambios en el documento, como mejoras en los accesos desde Matogrande y Lavedra, y también modificaciones que mejoren la relación de la edificación con las rasantes.

—Los cooperativistas están a la espera de conocer el plan definitivo. ¿Cuándo estará listo?

—Esperamos tenerlo próximamente.

—Tenían dudas con el puente sobre Alfonso Molina que conectaba el Ofimático con la avenida de la Universidad, con un coste de cuatro millones de euros, ¿se mantiene?

—Sí, en principio sí se mantiene.

—¿Veremos, por fin, O Parrote en obras en mayo?

—Tenemos que empezar las obras en mayo. Estamos ahora haciendo todos los trámites. El proyecto se encuentra en un proceso de concurrencia pública por si alguna otra empresa quiere presentarse, y el plazo acaba la semana que viene. Y cuando esté concretado eso habrá que pedirle a la concesionaria, o a una nueva si hay alguna que se presenta en estos días que quedan, que presente el proyecto y darle licencia.

—En la otra punta, en O Ventorrillo, sus vecinos esperan una transformación de Penamoa. Además de la regeneración vegetal, ¿hay algún proyecto para la zona tras el derribo de las últimas chabolas?

—El plan general introduce allí un área de transformación donde va a haber un polígono con suelo urbanizable más de la ciudad, con zonas verdes y uso terciario.

“No hay expediente en el que no nos pidan dinero o que no tenga un pufo”