Los vecinos de Coia reclaman respeto ante el calificativo de “nazis” usado por Carmela Silva

20 febrero 2015 página 27 VIGO (PONTEVEDRA), 19/02/2015.- Vista del barco Bernardo Alfageme tomada esta mañana en la rotonda de la avenida de Castelao, del barrio vigués de Coia, donde fue trasladado anoche entre un fuerte dispositivo
|

La acusación de “nazis” lanzada vía Twiter por la teniente de alcalde de Vigo, Carmela Silva, contra los opositores a la instalación del barco “Bernardo Alfageme” en la rotonda de Coia levantó ayer la indignación de los vecinos, quienes pidieron respeto para los contrarios a esa instalación.
“Resulta curioso que utilice esta expresión como insulto la misma gente que decide de manera unilateral; que intenta señalar a cualquier opositor como violento, por no acatar lo que se resolvió sin consenso. Entre esos peligros locales incluyen a gente que recibirá el título de “ciudadanos distinguidos”, por su defensa de los más desfavorecidos”, señaló ayer mediante un comunicado la Asamblea de Movimientos Sociales.
Así reflexionan en que “si la ciudad está de acuerdo, y 25 violentos intentan imponer su criterio y sustituir la voluntad popular ¿Por qué tienen que pedir por favor a conocidos y afines que copen los plenos ante la expectativa de críticas feroces?”.
La asociación se pregunta porque si los opositores al barco ya están más que identificados, todavía permanecen dos coches de policía realizando labores de custodia.
“Nazis son los 25 antialfageme» que quieren imponer sus opiniones a la mayoría y ejercen la violencia para lograrlo”, escribió el pasado domingo.
“Cuando hay que vigilar día y noche una obra durante meses, si tuviesen una mínima capacidad crítica asumirían como obvio que su aceptación hace aguas”, apuntan.
“Exigimos respeto –proclaman– para la gente que sin cobrar un céntimo está realizando el trabajo de una institución de la que algunos cobran sueldos millonarios, para intentar paliar las carencias de una nefasta gestión de los recursos, que falla en transparencia y humanidad. Respeto también a los compañeros que se han jugado años de cárcel en estas protestas”.
Asimismo piden respeto para sus votantes, “que se avergüenzan y han pasado de celebrar sus saludos desde el trono a cruzar directamente de acera al saberles cerca”.

Los vecinos de Coia reclaman respeto ante el calificativo de “nazis” usado por Carmela Silva