La falta de viento provoca numerosos abandonos en la primera etapa

La brisa con la que salió la flota daba algunas esperanzas, pero a partir de cabo Prior la navegación fue casi imposible | pedro seoane
|

La falta de viento en la primera etapa de la Regatas Rías Altas-Mar de Maeloc, organizada por el Real Club Náutico herculino, estaba provocando a última hora de ayer que gran parte de la flota participante navegara con extrema lentitud o incluso optara por retirarse en la que era primera etapa, entre A Coruña y Cariño, con más de cuarenta millas de recorrido.
La jornada arrancaba con puntualidad. Había cierto temor a que el recorrido hasta el puerto de Cariño se convirtiese en un calvario, pero la brisa con la que arrancó la flota hacía albergar esperanzas de los contrario.
El viento era del noroeste de unos ocho nudos, y el grueso del pelotón se dirigía hacia cabo Prior. Pero ahí empezaron los problemas. Poco después, ya con una encalmada que asustaba, se produjo la primera retirada de la flota: ‘Orion’ de José Mariñas. Eso sí, ya antes había dicho adiós el ‘Villano’ de Luis Bodelón, que dejaba la primera etapa en sus comienzos en La Coruña.
La flota continuaba navegando, pero ya con mucha lentitud. El ‘Gómez MH’ iba al frente pero muy despacio, a unos dos nudos.
A continuación era uno de los más carismáticos patrones coruñeses quien desistía de seguir, Enrique Vilariño con su ‘Mascato’. Le seguía el ‘Mourisca’ y poco después el ‘Alma do Mar’.
Ya a última hora solamente continuaban en competición ‘Gómez MH’ al norte de la ría de Cedeira con el mítico cabo Ortegal a una docena de millas náuticas, seguido de ‘Bosch Service Solutions’ y de ‘Zóspiro’. Para hoy, segunda etapa, con comienzo a la una de la tarde, 17 millas y llegada al puerto lucense de Viveiro. l

La falta de viento provoca numerosos abandonos en la primera etapa