Choque de momentos en el Javier Imbroda

|

Sin opciones –aunque eran remotas– de clasificarse para la Copa de la Reina, tras la polémica decisión de la FEB sobre el Oviedo-Palma, aunque con mucho que ganar juega esta noche el Basquet Coruña en la pista de un Melilla que va a más.
En el Javier Imbroda chocarán dos trayectorias recientes prácticamente opuestas: el equipo de Alejandro Alcoba ha ganado cuatro de sus últimos cinco compromisos, por solo dos triunfos de la ‘marea naranja’ en la mismas jornadas.
El 4 es el número que marca la temporada del conjunto norteafricano. Cuatro fueron las jornadas que estuvo sin Marcos Suka-Umu y cuatro fueron las derrotas en dicha fase. El regreso del base no bastó para ganar a la quinta en Ourense, pero a partir de ahí los resultados se volvieron más ‘normales’, aunque el 4 volvió en foema negativa: cuatro derrotas ha sufrido el Melilla por cinco o menos puntos.
Cabalística al margen, el verdugo del Coruña en las semifinales del pasado curso es, pese que su 8-8 no lo diga, casi un All-Star Team de la LEB Oro. Con el MVP de la fase regular 2015/2016 a la cabeza, Oliver Arteaga (13.8 puntos y 6.8 rebotes), el Melilla tiene nombres de peso en la competición para dar y tomar: Pedro Rivero (11.3, 2.1 y 3.2 asistencias), Suka-Umu (7.6, 2.4 y 3.2), Kevin van Wijk (6.6, 3.7 y 1.2), Alfredo Ott (9.0, 1.9 y 1.1), Héctor Manzano (7.6, 3.3 y 1.5) y Pablo Almazán (7.6, 4.4 y 1.4), más dos jóvenes en franca progresión, Edu Gatell (7.1 tantos y 4.9 capturas) y Jorge Sanz (4.1, 2.4 y 2.4 pases de canasta).
Aunque ninguno de ellos está rindiendo a su mejor nivel, el Melilla sigue siendo altamente peligroso, un gigante dormido que, de no mediar más lesiones, está llamado a acabar peleando por las primeras plazas.
Las principales urgencias del Coruña son seguir mejorando atrás –defecto subsanado en parte con el regreso, frente al Gipuzkoa, de Larry Abia– y ceder menos rebotes en su aro, amén de mantener su acierto de cara al contrario, faceta que, con una media de 83.2 puntos por partido, lo convierte en el segundo mejor ataque de la Liga.
Se da la curiosidad de que sobre el parquet del Imbroda estarán el mejor lanzador de dos puntos, el Melilla (55.5%), y el mejor lanzador de tres, el Leyma (42.3%), apartado en que el hoy local es el cuarto peor equipo, mientras que el hoy visitante es el cuarto mejor. Otra vez el 4...
 La estadística refleja una ligera ventaja reboteadora del Melilla (32.8 por 31.9) y dice que los de Alejandro Alcoba son terceros por la cola en el ránking de capturas ofensivas, justo por delante de los de Tito Díaz. Además de en el acierto desde larga distancia, el mayor desequilibrio entre ambos conjuntos está en asistencias (14.6 por 17.6), valoración (82.5 por 88.0), puntos encajados (74.3 por 80.1) y..., en las escasas tres veces que la escuadra herculina ha ganado en 11 visitas a Melilla.

Choque de momentos en el Javier Imbroda