Feijóo exige la condena de los sindicatos del acto que dejó herido a un funcionario

|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pidió ayer a los convocantes de la manifestación celebrada el pasado miércoles durante la cual resultó herido un funcionario que condenen los “actos violentos y vandálicos” de algunas personas.

Un trabajador resultó herido tras ser alcanzado por una bengala supuestamente lanzada por alguno de los participantes en una manifestación de trabajadores de la empresa pública Seaga, convocada para denunciar la reducción del operativo contra incendios y la contratación a una empresa privada de las brigadas helitransportadas.

Avisa de que pudo haber “desgracias irreversibles” en la manifestación del personal de Seaga

Núñez Feijóo transmitió al funcionario la solidaridad de todo el Gobierno gallego, ya que el miércoles tanto la conselleira de Medio Rural e do Mar y él mismo hablaron con el trabajador.

“Pudo haber lesiones graves y desgracias personales irreversibles. Me gustaría que todo el mundo condenase el suceso, especialmente quien lo convocó, por lo actos violentos y vandálicos”, desarrollados durante la manifestación.

Aseguró, en cualquier caso, que “la inmensa mayoría” de los trabajadores de Seaga “está avergonzada” por este suceso.

 

A nivel individual

Sin embargo, desde la CIG destacaron que la central nacionalista “se desvincula” de cualquier actos violentos, que “no son característicos de las movilizaciones en las que participa”.

La central sindical aseguró que no puede responder de “lo que pueda hacer gente a nivel individual”.

Por otra parte, el Gobierno gallego presentó ayer el plan antiincendios que contará este año con un sistema de vídeo vigilancia para luchar contra el fuego, dentro de un dispositivo de vigilancia y extinción que será “similar” al de años anteriores, según dijo Núñez Feijóo.

El jefe del Ejecutivo gallego explicó en conferencia de prensa tras la reunión semanal de su gobierno que el plan aprobado ayer aumenta, además, el carácter estructural, con la contratación como fijos discontinuos de 936 trabajadores, y un incremento total del presupuesto de 1,4 millones de euros.

En cualquier caso, Núñez Feijóo no pudo concretar cuántas personas en total se dedicarán a luchar contra el fuego en la comunidad durante la campaña de verano y reiteró, en respuesta a las preguntas de los periodistas, que “desde el punto de vista de las jornadas de trabajo el operativo será similar al de años anteriores”.

El año pasado, por ejemplo, más de 6.000 personas en total se dedicaron a tareas de prevención y de extinción de los incendios forestales en la comunidad.

Concretó que este año una de las “mejoras” organizativas del plan pasa por la instalación de un sistema de cámaras de vídeo vigilancia, capaz de detectar tanto focos de calor como incendios en marcha, así como a “presuntos incendiarios”, dijo.

Estas cámaras serán utilizadas como “un arma de control y disuasoria” en los montes y en las “próximas semanas” concluirá el estudio sobre su ubicación.

“La prevención, la detención, la disuasión y la investigación son los objetivos de las cámaras instaladas por primera vez”, dijo Feijóo, quien insistió en “pedir ayuda” a la sociedad sobre el problema de los incendiarios, ya que afecta a todos. Por eso aseveró que no se cansará de “demandar colaboración” para que no se queme la comunidad y destacó que la Xunta seguirá trabajando “contra los que queman Galicia”.

Indicó que este año “gastará más que el pasado” y alertó del “riesgo” de incendios debido a la “lluvia tardía y por cómo crece la silvicultura”. n

 

Feijóo exige la condena de los sindicatos del acto que dejó herido a un funcionario