El uso de los radares en el túnel de La Marina dependerá de los conductores

El Ideal Gallego-2015-05-14-005-4e5e37dd_1
|

Los sistemas de control de velocidad ya forman parte del paisaje, en forma de radares, en el túnel de la Marina. Los conductores que circulan por allí desde que se abriera el pasado martes pueden disfrutar de esta infraestructura ahorrando tiempo y molestias en superficie.
Pero lo que no les gustará tanto son los radares que desde ayer lucen tanto a la entrada como en el interior del túnel, que ya han sido preinstalados por el Ayuntamiento, aunque todavía no se han puesto en marcha. Y no lo harán, por lo que parece, hasta nueva orden.
El gobierno local no ha fijado plazos ni está prevista ninguna fecha para que esos sistemas entren en funcionamiento, así que de momento no habrá multas para los conductores.
Pero lo que sí se trasladó por parte de los responsables municipales es que, en el caso de que los coruñeses tengan una buena conducta al volante cuando circulen por el interior del túnel, los radares podrían no encenderse en ningún caso.

límite de velocidad
Es decir, que si la Policía Local detecta que se está incumpliendo sistemáticamente el límite de velocidad establecido ya en esta zona, cada radar instalado se pondrá a funcionar por el bien de la seguridad de todos. Sin embargo, si la circulación es fluida, no se cometen irregularidades de manera continua y todo va como confían en el Ayuntamiento, no habrá multas ni fotos por sorpresa.
Los límites que se han establecido son de 50 y de 30 kilómetros por hora, en función de los tramos del túnel.  Así, los de menor velocidad son los que corresponden a dos zonas concretas en las que hay curvas pronunciadas. Una de ellas llegando desde Alférez Provisional hasta la Marina y la otra, que ya existía, en el túnel de María Pita. Desde la sala de pantallas de la Policía Local ya destacaron en la jornada de ayer el beneficio que está suponiendo la apertura de este túnel al tráfico, ya que ha liberado la circulación en superficie desde el momento de la apertura de la nueva infraestructura.

El uso de los radares en el túnel de La Marina dependerá de los conductores