Mendizorroza, un tablero

Bruno Gama protege un balón ante el acoso del coruñés Luis García Alfaqui



Mauricio Pellegrino y Gaizka Garitano convirtieron Mendizorroza en un tablero, uno de esos partidos que agradan más a los técnicos que al espectador. Al Deportivo le costo dar un paso adelante en tres cuartos de ataque y el poste le dejó sin tres puntos en la ocasión más clara.
Las bajas obligaron a cambiar el sistema de juego. Sin más delanteros disponibles en la plantilla que Andone, apostó por Marlos Moreno por primera vez como titular y formó de inicio con el 4-2-3-1. El colombiano empezó el partido como venía jugando en Colombia, de extremo. Bruno Gama reapareció en la derecha tras haber superado una lesión de rodilla y Arribas formó pareja con Albentosa.
El Deportivo titubeó y Lux puso a prueba el corazón de los deportivistas, el de cada uno de los setenta que vieron al equipo en Mendizorroza, el de todos los que se tuvieron que quedar en A Coruña por culpa del cambio de hora y día del partido, y, en general, el del resto de la parroquia blanquiazul. Por fortuna, no hubo que lamentarse del recorte del argentino ante Deyverson cuando apenas había transcurrido un minuto. El delantero estuvo a punto de arrebatarle el balón, pero el guardameta salió airoso. El deportivismo respiró.
No fue el mejor arranque de partido, demasiado apagado en ataque y algo frágil en defensa. Estuvo cerca de aprovecharlo Theo Hernández, que se marchó con facilidad de Juanfran pero después cruzó en exceso.
El Deportivo, con pocos argumentos, empezó a carburar cuando Florin provocó la primera amarilla. Juanfran se rehizo de sus problemas en la cobertura y aportó profundidad al juego del equipo. El lateral ha dejado claro en el césped y delante de los micrófonos que se siente cómodo con lo que Garitano quiere de él. De un centro suyo surgió la primera ocasión clara de los blanquiazules. Florin controló preciso con el pecho pero conectó mal su disparo, que salió alto.
El partido no le estaba gustando ni al aficionado ni al míster. El equipo apenas daba señales en el área alavesa. Así que el estratega retocó la propuesta inicial cuando el choque estaba ya en el ecuador del primer periodo. Marlos Moreno dejó la banda para jugar por el centro como segundo delantero. Andone le dio instrucciones para complementarse en el césped.
La charla surtió efecto. El colombiano fue, a partir de ese momento, el protagonista del Deportivo en ataque. Se apoyó en el otro futbolista más dinámico del equipo, Juanfran, cambió el balón de pie con un movimiento rápido en la frontal y con la zurda buscó portería. Después, lo intentó con la derecha antes del descanso.
Al Depor no le ayudó el paso por el vestuario. Andone, tras una acción personal, disparó demasiado flojo. Deyverson dio un aviso a los blanquiazules después de que Edgar le cogiera la espalda a Luisinho, y el delantero rumano del Depor volvió a intentarlo con un cabezazo a centro de Juanfran, excelente también en el segundo tiempo.
Fayçal soltó un derechazo lejano que se fue fuera por poco y Garitano introdujo cambios, primero, para refrescar el ataque (Borja Valle por Marlos) y, después, para equilibrar el medio del campo (Guilherme por Bruno Gama).
En los últimos minutos, el partido se convirtió en un correcalles. Theo Hernández se abrió camino por la izquierda y el Depor le hizo internacional en una jugada que superó a cinco rivales antes de rematar al lateral de la red. En esos minutos de ida y vuelta, los coruñeses pudieron traerse los tres puntos en un cabezazo de Albentosa, pero el poste no quiso que así fuera. Sin tiempo para reflexionar, ya espera el Leganés.

Mendizorroza, un tablero

Te puede interesar