La fortuna sonríe a la comarca con 2,5 millones

La fortuna le hizo ayer un guiño a la comarca de A Coruña. El sorteo de la Lotería de Navidad ha dejado un pellizco económico de 2,5 millones de euros. Donde más lo están disfrutando es en Culleredo, Arteixo y en la ciudad. Aunque pueda parecer paradójico, el mayor montante ha caído en el municipio en el que tocó uno de los quintos premios: Culleredo.

Hasta 240 décimos del 22343 se vendieron en la administración Ría do Burgo, situada en la avenida de A Coruña, que dejan un total de 1,6 millones repartidos por el ayuntamiento cullerdense. La lástima es que el propietario de la oficina, Javier Ríos, se verá obligado a devolver tres series que no se vendieron.

Un tercero (64084) alegró a los propietarios de los diez décimos que se vendieron en la administración número 1de Arteixo, situada en el número 173 de la avenida de Finisterre y que regenta Juan Miguel Castro. Los agraciados se repartirán medio millón de euros, o lo quee s lo mismo, 50.000 euros por cada 20 euros.

Quiso la fortuna que el Gordo también llegase a la ciudad de A Coruña. La administración El Yunque, de la calle de alcalde Lens, que regenta Margarita Laguillo Díaz, vendió un décimo del 76058; es decir, cuatrocientos mil euros correspondientes con el primer premio.

 

pedreas

Pero si algo tiene de bueno la lotería de Navidad son los miles de premios de consolación que se pueden conseguir con las pedreas, centenas y devoluciones. En la ciudad serán muchos los que a partir del lunes puedan ir ya a cobrar sus premios, aunque según afirman los loteros, varias personas intentaron hacerlo ya ayer, aún sin que finalizase el sorteo. A Cándido Mancelle le pasó en su administración de la avenida de Finisterre, Santa Margarita. Uno de sus clientes aseguraba que había comprobado en internet que su boleto era premiado y pretendía canjearlo, mientras otro pedía la devolución sin conocer aún si tenía un premio mayor en la pedrea.

Esta situación se repitió en La Favorita, en donde repartieron “muchísimas pedreas y terminaciones”, según su gerente, Ana García. Fue principalmente gracias al 64974, un número al que jugaron los estudiantes de Terapia Ocupacional de Oza, la frutería Vilaboa, el Ayuntamiento de Cesuras y el psicotécnico Hércules, entre otros. A mayores, García señala que vendió siete series enteras de un número acabado en 58, como el Gordo, por lo que el agraciado se llevará seis euros por euro jugado.

En lo que coinciden todas las administraciones es en la pena de no haber repartido uno de los premios principales y así lo resume la lotera María Teresa Fraga López: “Yo quería dar El Gordo, pero nada”. El Filón de Oro ha estado a punto de repartir el segundo, salvo porque no coincidía una cifra. Pese a ello, esta aproximación le permitirá distribuir una destacada cantidad entre sus clientes.

La titular de esta oficina, Conchi Quiles, admite además que en muchos casos las terminaciones o pequeños premios implican que la gente reinvierta su dinero en otro décimo para el sorteo del día 6. Es la esperanza de los que ayer se tuvieron que conformar con la salud.

La fortuna sonríe a la comarca con 2,5 millones

Te puede interesar