Liberado un cambrés cuando expiraba el plazo de sus captores para mantenerlo vivo

GRA307. LALÍN (PONTEVEDRA), 24/01/2014.- Fotografía facilitada por la Guardia Civil del momento de la liberación hoy de un empresario gallego del sector de la madera, que ha permanecido seis días secuestrado en un cobertizo de

La Guardia Civil liberó ayer a un vecino de Cambre que fue secuestrado por una banda, formada por siete personas, que ya ha sido detenida.
La operación tuvo lugar la pasada madrugada, alrededor de las 02.00 horas, en una vivienda de Lalín, en la provincia de Pontevedra, concretamente en la parroquia de Xar.
Según fuentes del Instituto Armado, el pasado domingo, día 19, la familia del secuestrado, A.D.N., de 41 años, denunció ante la Guardia Civil de Betanzos el hecho, indicando que los captores exigían 70.000 euros para liberar al hombre, propietario de una empresa maderera en la localidad cambresa de Pravio.
Las mismas fuentes indican que desde un primer momento, unidades de Investigación Criminal de A Coruña y equipos de Secuestros y Extorsiones, procedentes de Madrid, iniciaron de inmediato una investigación con el objetivo de minimizar los riesgos para la integridad física de A.D.N.
Así fue como se localizó una granja en Lalín, dedicada a la cría de cerdos, donde el secuestrado permaneció durante el cautiverio en un habitáculo de dos metros por uno y en condiciones infrahumanas.

captura
La investigación, cuyos datos fueron hechos públicos por el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez; el responsable de la Comandancia de la Guardia Civil en A Coruña, Benedicto González, y el general jefe del Instituto Armado en la comunidad autónoma, José María Feliz Cadenas, concluye que la víctima fue capturada el pasado sábado, día 18, en el municipio de Aranga cuando se disponía a adquirir una remesa de madera.
Una vez allí los secuestradores lo abordaron y lo introdujeron en el maletero de un vehículo, trasladándolo a un cobertizo. Allí estuvo expuesto a temperaturas extremas por lo que fue trasladado a un anexo de la vivienda de uno de los ahora detenidos, donde permaneció encapuchado y amenazado.
Durante las negociaciones, entre la familia y los secuestradores, se produjeron constantes amenazas. La captura se enmarca dentro de los denominados “secuestros extorsivos”, ya que ni víctima ni familiares conocen a los delincuentes.
Finalmente, a pesar de las dificultades establecidas por los secuestradores, como contravigilancias, medidas de seguridad y la posibilidad real de que A.D.N. fuese objeto de agresiones ya que entre los detenidos hay personas con antecedentes por delitos de sangre, el secuestrado fue liberado en un asalto, justo cuando expiraba el plazo dado para llevar a cabo el asesinato.
La operación de liberación, por la peligrosidad de los captores y la dificultad que ofrecía el lugar de custodia del empresario, fue llevada a cabo por la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil, los especialistas del Instituto Armado en situaciones extremas como la liberación de rehenes en secuestros de aeronaves o cárceles, y con gran experiencia y profesionalidad demostrada en la detención de varios comandos de la organización terrorista ETA.

Liberado un cambrés cuando expiraba el plazo de sus captores para mantenerlo vivo

Te puede interesar