Los sindicatos docentes descartan una huelga a nivel nacional ante el inicio de curso

15 agosto 2020 página 5 Estudiantes de Bachillerato en las inmediaciones de las aulas donde entrarán para realizar los exámenes de la Evaluación de Acceso a la Universidad de Madrid (EvAU) en el Campus de la Universidad Aut&oac
|

No hay ningún planteamiento de huelga de docentes a nivel nacional a principio de curso, como sí se estableció para la Comunidad de Madrid, ya que la forma de afrontar el inicio del curso escolar está siendo diferente según las regiones, aseguraron ayer desde CCOO y UGT.

Los secretarios generales de Educación de CCOO y UGT, Francisco García y Maribel Loranca, respectivamente, descartaron una movilización general después de que ayer se conociera la convocatoria de una huelga del profesorado de Madrid en los diferentes días de comienzo del curso lectivo en cada etapa educativa y otra jornada conjunta de todas las enseñanzas, convocada el 10 de septiembre.

“En principio no habrá huelga de docentes a nivel estatal porque la situación de las comunidades no es exactamente la misma en todos los casos”, afirmó García.

Así, el secretario de Educación de CCOO señaló que hay autonomías que llegaron a acuerdos con la comunidad educativa como es el caso de la Comunidad Valenciana, mientras que en otros como en Madrid “estaba todavía practicando recortes”.

“La situación de las movilizaciones se ajustará a lo que pase en cada territorio”, subrayó.

Loranca también explicó que la manera de afrontar el próximo curso “es distinta” en cada comunidad autónoma.

Por tanto, “son los sindicatos educativos en cada ámbito los que están valorando la situación”.

“Desde la UGT no tenemos por el momento planteamiento de convocar movilizaciones a nivel nacional”, recalcó Loranca.

En este sentido, la huelga de docentes madrileños está convocada por CCOO, UGT, CGT y STEM, en protesta por la falta de planes claros de actuación frente a la pandemia del coronavirus.

En un comunicado, explican que “la inacción” del Gobierno regional y de la Consejería de Educación frente al inicio de curso es “total” y no se han previsto “ni las medidas adecuadas ni el imprescindible incremento de recursos”, lo que “pone en peligro” a la comunidad educativa y al conjunto de la sociedad madrileña.

Entre las principales exigencias sindicales a nivel educativo figuran la bajada de las ratios de alumnado por aula, desdoblando grupos, para poder respetar las distancias de seguridad; aumento de las plantillas del profesorado; más personal de limpieza y control; dotación en todos los centros de personal de enfermería, y medidas y recursos para la corrección de la brecha digital.

Por su parte, el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, aseguró ayer que la huelga del profesorado en la región fue convocada con razones “falsas” y la entiende como una “falta de respeto” a la comunidad educativa.

Así transmitió su “total respeto al derecho de huelga”, si bien indicó que la sociedad está inmersa en “un momento complicado” en el que “la pandemia afecta a familias, alumnos, docentes”. Por ello, cree que “utilizar la huelga en este momento con un interés político no dice mucho de los convocantes, y es una falta de respeto a la comunidad educativa”.

Por su parte, la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae) reclamó ayer al Gobierno central y las comunidades autónomas que la vuelta a las aulas en septiembre sea una “prioridad política”.

“Nos jugamos mucho y existe demasiada incertidumbre a menos de un mes del comienzo del curso escolar”, explicó la presidenta de Canae, Andrea Henry, que pidió que se cree un plan consensuado con las autonomías. l

Los sindicatos docentes descartan una huelga a nivel nacional ante el inicio de curso