El Ayuntamiento lleva el presupuesto a la junta de gobierno sin apoyo de la oposición

La intención de la Marea es llevar el presupuesto a pleno la próxima semana javier alborés
|

El Gobierno municipal aprobará hoy en la junta de gobierno local su propuesta de presupuesto para el próximo año, trámite previo para llevar las cuentas a pleno la semana que viene, insistiendo en su planteamiento de hacerlo antes de que finalice el mes y aunque no posee los apoyos del Partido Popular ni del Partido Socialista, fuerzas más numerosas en la oposición.
En el encuentro de hoy el Gobierno local presentará un presupuesto de 245.040.000 euros, por lo tanto ligeramente superior al de este ejercicio (244,5 millones).
El paso por la junta de gobierno local es un trámite inicial, ya que el resto de formaciones no tienen capacidad de voto. Posteriormente, la propuesta del Ayuntamiento deberá ir a la Comisión de Hacienda como punto intermedio antes de llegar al salón de plenos.
De esta manera, se cumplirá lo pregonado por Xulio Ferreiro en las últimas semanas y la Marea llevará a pleno el presupuesto antes de que comience 2017, pero casi un mes y medio más tarde de lo que decía en octubre.
Entonces, la intención del Gobierno local era debatir las cuentas en el salón de plenos a mediados de noviembre, pero no fue así. Tampoco será posible que la ciudad disponga de un presupuesto nuevo el 1 de enero, situación que el Consistorio daba por segura hace meses.
Este sábado se cumplirá un mes desde que el Ejecutivo remitió a los grupos de la oposición el primer borrador, pero en este tiempo no hubo atisbos de un posible acuerdo previo al debate.

posturas enfrentadas
El PP y el PSOE fueron los más críticos con la propuesta de la Marea. Los primeros plantearon en el encuentro con el Gobierno local una serie de “líneas rojas” que no están dispuestos a permitir, mientras que los segundos criticaron la “estructura” general de la propuesta porque “no hay proyecto de ciudad ni responde a las necesidades de los coruñeses”. Ninguno cerró la puerta, pero tampoco piensa ceder.
Mientras, el Bloque Nacionalista Galego fue el menos crítico con el borrador del Gobierno local, pero aunque apoyase las cuentas no sería suficiente. La Marea necesita como mínimo otros cuatro apoyos, que en la situación actual parecen casi imposibles salvo giro de última hora.
Así, una de las salidas que le queda al equipo encabezado por Xulio Ferreiro es la de vincular las cuentas a una moción de confianza, la cual no fue nunca descartada por el alcalde.
Esta opción permite a un gobierno en minoría aprobar una propuesta rechazada si el resto de grupos no presentan una opción de censura. La oposición tendría todavía otros recursos como cambiar las cuentas a través de las alegaciones o en la aprobación definitiva, ya que suma más votos que la Marea.

El Ayuntamiento lleva el presupuesto a la junta de gobierno sin apoyo de la oposición