El Consistorio mantiene el proyecto de las Naves del Metrosidero con la creación de la primera oficina de voluntariado

El Ideal Gallego-2019-07-28-005-3453bddb

El Gobierno municipal anunció ayer la creación de una nueva oficina de voluntariado general y juvenil en las Naves del Metrosidero cuando estén operativas, lo que viene a confirmar la intención del PSOE de dar continuidad al proyecto del anterior mandato de Marea Atlántica.

La iniciativa en la antigua Comandancia de Obras, espacio marcado también en el anterior mandato por la okupación del colectivo A Insumisa y su polémico desalojo, fue una de las apuestas del anterior Gobierno para dotar a la ciudad de un espacio para los más jóvenes.

La antigua concejala de Participación, Claudia Delso, llegó a asegurar en el mes de mayo que el destino de estas instalaciones estaba garantizado estuviese la formación que estuviese en María Pita y, ese mismo mes, la junta de gobierno local aprobó su plan de usos y gestión. De hecho, coincidiendo con las elecciones, el anterior Consistorio rectificó los trabajos de saneamiento en la Comandancia y retomó las obras autorizadas por la Xunta –Patrimonio ordenó la paralización en su día después de que el arqueólogo dependiente del organismo autonómico acudiese al recinto y observase que el Gobierno municipal había iniciado una actuación sin contar con la autorización pertinente–.

El proyecto contó con dos parones parciales ya que, anteriormente, el plan de obras se vio alterado por la aparición de restos arqueológicos pertenecientes a tramos de la muralla defensiva que rodeaba el casco histórico.

Ahora parece que el Ejecutivo socialista apuesta también por este espacio, aunque habrá que esperar para conocer si modifica algunos de los usos previstos.

Asesoramiento 
La actual Concejalía de Igualdad, Bienestar Social y Participación tiene previsto instalar la primera oficina de voluntariado en las naves de Metrosidero aunque, debido a las previsiones de que estas estén no operativas hasta el próximo año, el servicio se ubicará de manera temporal en el departamento de Participación Ciudadana.

La oficina comenzará a funcionar en los próximos meses con el fin de informar, orientar y asesorar a quienes tengan interés de llevar a cabo tareas de voluntariado en alguna de la entidades sociales que, en la actualidad, están desarrollando proyectos en la ciudad. “Desde la oficina, los usuarios podrán conocer qué significa ser voluntario y qué obligaciones tiene, así como los compromisos que se adquieren y los colectivos coruñeses que tienen abiertas iniciativas de cooperación”, explican desde el Ayuntamiento, al tiempo que destacan que se tratará de fidelizar a los que llevan atendiendo demandas sociales desde hace años para que el resultado de su trabajo abarque a cuanta más población mejor.

Otro de los objetivos de los socialistas es presentar, en una segunda fase, un programa propio de voluntariado juvenil para que este sector de la población pueda colaborar en temas de carácter social.

Varias formas 
En la actualidad, existen tres vías para ejercer tareas de cooperación en espacios y actividades públicas como son las bibliotecas, donde se da un servicio de préstamos a domicilio para personas que están enfermas o tienen algún tipo de discapacidad y no pueden acudir a los centros.

También existe un programa mediante el cual se dispensa ayuda a los mayores que son usuarios de los centros cívicos de la ciudad y hay voluntarios para las grandes citas deportivas con el objetivo de garantizar una organización óptima de los eventos y asistir a los participantes en caso de ser necesario.

Con la apertura de este nuevo servicio, la concejalía pretende “reforzar la acción social de la ciudad a nivel de voluntariado y aumentarla con nuevas opciones para los jóvenes coruñeses”, destacaron desde el Ayuntamiento.

Línea roja 
La continuidad del proyecto en las Naves del Metrosidero es uno de los puntos que Marea Atlántica le fijó al PSOE a cambio de su apoyo en la pasada sesión de investidura, asegurando que su respaldo no iba a ser “un cheque en branco” e incluyendo un total de nueve líneas rojas entre las que también se incluían la demolición del viaducto de la ronda de Nelle, la Ciudad de las TIC en la Fábrica de Armas o la reforma de los mercados –los socialistas ya mostraron su intención de seguir adelante con estos proyectos–.

Para la Marea, estas actuaciones “non poden ser paralizadas nin ser obxecto de modificacións alleas ao interese xeral da cidade”, destacaron.

Desde la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (Aceca), su presidente, Adolfo López, también demandó el pasado mes conocer el futuro de la antigua Comandancia de Obras para saber “si van a servir realmente como polo de atracción”.

El Consistorio mantiene el proyecto de las Naves del Metrosidero con la creación de la primera oficina de voluntariado

Te puede interesar