La Marea dará voz a diez coruñeses en cada pleno para cumplir su programa

El Ideal Gallego-2015-08-26-006-656cc6bd_1
|

Los coruñeses tendrán la oportunidad de exponer sus visiones sobre la ciudad en el próximo pleno municipal del día 7 de septiembre. El alcalde, Xulio Ferreiro, anunció ayer que esa es la fecha elegida para poner en marcha el compromiso electoral adquirido por la Marea al respecto de la participación ciudadana en las decisiones del Ayuntamiento. En cada encuentro de la corporación se presentarán diez preguntas enviadas por los vecinos, que desde ayer pueden hacerlas llegar a María Pita por varios canales.
“Veño de asinar a instrucción pola que se regula a quenda de rogos e preguntas do público asistente aos plenos en cumprimento do primeiro dos nosos compromisos”, destacó ayer el regidor. Con estas sucintas palabras inauguró el plazo para que los coruñeses –se aceptará la intervención de personas con residencia, empadronamiento o empleo en el municipio– planteen al Gobierno local todas aquellas cuestiones que les preocupan a través de preguntas en las sesiones plenarias.
Ferreiro insistió en que tan solo es una de las medidas que iniciarán el cambio radical planteado por Marea Atlántica antes de hacerse con la Alcaldía. No obstante, a priori será una de las más importantes, pues cada mes  una decena de ciudadanos interrogará al Ayuntamiento y este “responderá no mesmo momento ou, dependendo da dificultade da resposta, como máximo nos quince días posteriores por escrito”. 
Las intervenciones tendrán una duración de tres minutos, mientras que los concejales podrán explicarse en tandas de diez minutos. El propio Ferreiro ejercerá de moderador en este ejercicio de transparencia.
La inscripción para ser los primeros coruñeses de a pie que participarán de forma activa en un pleno se abrió ayer. Así se puede rellenar un formulario en la página web municipal www.coruna.es o entregar las peticiones en los registros de los que dispone la Administración. 
En el documento habrá que identificar a la persona solicitante y, en el caso de que otro vaya a formular la pregunta, se requerirán igualmente sus datos. Además, los seleccionados solo podrán plantear un tema. El plazo de presentación se cerrará “cinco días antes da celebración”. 
Según avanzó el alcalde, ante la previsión de que las peticiones superen las diez fijadas como límite se ha ideado un sistema para que la elección se realice “por sorteo público, transparente e regulado”. “Para cada pleno abrirase unha inscripción e as que non entren nun primeiro irán de novo aos sorteos que se celebrarán para os dous plenos seguintes”, tranquilizó, para limitar la preocupación de alguna gente porque sus inquietudes puedan quedar sin atender. 
En la instrucción rubricada por el máximo dirigente de A Coruña se recalca que los ruegos “deberán referirse a cuestións relativas a asuntos de interese municipal”. 
Es decir, es posible que a algunas demandas se les dé salida por otra vía o que directamente sea rechazada. Aceptada o no, no se podrá presentar otra sobre el mismo tema en el plazo de un año.

La Marea dará voz a diez coruñeses en cada pleno para cumplir su programa