La jueza aplaza la vista previa para reclamar a los Franco las estatuas de Abraham e Isaac

03 marzo 2018 página 14 / 08 julio 2018 página 22 Sada.- Las esculturas del Mestre Mateo, Abraham e Isaac fueron depositadas en el Pazo de Meirás
|


El alcalde compostelano, Martiño Noriega, explicó que la jueza ha adoptado esta decisión al alegar los descendientes del dictador que “todavía no heredaron el patrimonio” de su madre, Carmen Franco, fallecida en diciembre de 2017. Ante esta situación, la magistrada ha pedido “aclaración” a la familia, pues el Ayuntamiento de Santiago sostiene que “sí” recibieron ya este patrimonio. De hecho, hace escasas semanas, Francisco Franco Martínez-Bordiú iniciaba los trámites para intentar vender su parte del Pazo de Meirás y de las estatuas a su propia empresa, la sociedad Pristina S.L. Así, Noriega calificó de “trampa” y “estrategia dilatoria” del proceso judicial por parte de los descendientes del dictador, ya que, según vaticina, “no se aportó ni se va a aportar ningún tipo de documentación que ratifique que no hubo usurpación” de ambas piezas. 

El Consistorio de Santiago detectó el pasado año, durante una exposición dedicada al Maestro Mateo, que la documentación en su poder atribuía al patrimonio público la propiedad de las estatuas, de modo que el gobierno local inició en septiembre de 2017 las gestiones para reclamar las piezas a los Franco. La demanda se vio respaldada, poco después del inicio de las acciones judiciales, con la localización en el archivo de la Universidade de Santiago del expediente de adquisición de las piezas. 

Denuncia
Sin embargo, tras no obtener contestación de la familia, la administración local decidió el 24 de noviembre interponer una demanda judicial contra Carmen Franco –fallecida un mes después– para exigir la devolución de estas piezas, que fue admitida a trámite en diciembre. De forma paralela, la Xunta inició el procedimiento para declarar Bien de Interés Cultural estas piezas.

Así y todo, Noriega se mostró “satisfecho” por que el proceso ya esté iniciado, por lo que, tal y como añadió, se puede esperar “unos días más”. Además, el regidor informó de que la defensa del Ayuntamiento de Madrid transmitió a la jueza que el aplazamiento le parece “bien si no se dilata mucho en el tiempo”.

Si con las fechas manejadas hasta el momento el Consistorio esperaba que el juicio se celebrase antes de final de año, ahora, con la vista previa en noviembre, Noriega espera que el proceso se dilate “un mes más”. No obstante, el regidor augura un recorrido judicial “largo” que podría llegar hasta el Tribunal Supremo.

La jueza aplaza la vista previa para reclamar a los Franco las estatuas de Abraham e Isaac