Empleados y directivos se unen en la investigación del fuego de la refinería

Imagen del incendio de la refinería / Redacción
|

Al día siguiente del espectacular incendio que afectó a una de sus plantas de procesado de gasóleo pesado, la refinería de Repsol volvía a la normalidad y la producción continuaba, excepto en la zona donde se originó la columna de humo y llamas que había alarmado a toda la ciudad. Las instalaciones, marcadas de hollín, están ahora reservadas a los investigadores, tanto los de la Xunta como los de la propia petroquímica, cuyo comité de seguridad y salud se reunió ayer.

El comité de empresa califica el suceso de “más espectacular que grave”

En este órgano permanente participa el comité de empresa, cuyo presidente, Martín Seco, manifestó que el incendio había sido “más espectacular que grave” y destacó que lo más importante es que el protocolo de emergencia funcionó como debía. “Habrá una investigación sobre las causas y la compañía nos ha asegurado que el comité participará plenamente”, añadió el representante de los trabajadores. En cuanto a las causas, todavía se desconocen de forma oficial, aunque se habla de la rotura de una tubería refrigerante que rodeaba otro conducto por el que fluía el hidrocarburo a alta temperatura.

 

coordinación

Por su parte, el teniente de alcalde Seguridad Ciudadana, Julio Flores, manifestó que los responsables de la refinería se habían mantenido en contacto en todo momento durante la emergencia tanto con el gobierno local como con los responsable de la Xunta. Es en la autoridad autonómica en la que recae la competencia de supervisar los planes de seguridad de la refinería. Según Flores, dicho plan está actualizado e incluye la coordinación con los bomberos coruñeses, que el miércoles no tuvieron que intervenir.

Pero el portavoz municipal del Bloque, Xosé Manuel Carril, fue más critico y recordó que existe un estudio técnico encargado por el Ayuntamiento en el que advertía del peligro que suponen las zonas habitadas próximas a la refinería si se lleva adelante el PGOM y que, según Carril, el ejecutivo de Negreira ha ignorado a la hora de proyectar la expansión de la ciudad por esa zona. En cuanto a la diputada nacionalista Rosana Pérez, tomó la palabra en el Parlamento autonómico para declarar que se siente preocupada por “os posibeís efectos medio ambientais da toxicidade do fume” y fue más lejos: “Son coñecidas as denuncias pola falla de investimentos suficientes na refinería en canto a cuestións de seguridade”. n

 

Empleados y directivos se unen en la investigación del fuego de la refinería