Arteixo-Souto acuerda por error retirar a la comisión de fiestas de Arteixo el bar

|

El Ideal Gallego-2011-06-09-018-7007b0d4

  m. rodríguez > arteixo

  Lo que parecía un acuerdo tipo y “continuista” ha terminado como un problema, solucionado con una llamada de teléfono. Pilar Souto, alcaldesa de Arteixo, firmó en abril de 2010 un convenio con un particular para la explotación de puestos de feria en los festejos de la parroquia de Arteixo. El contrato suponía el pago del beneficiario de 60.000 euros por seis años de barracas aseguradas. Una última cláusula, en el apartado de observaciones, incluía en estos 60.000 euros el beneficio de los ambigús, una recaudación que siempre iba a parar a la comisión de fiestas para sufragar el gasto de las diferentes actuaciones. “Lo firmé pero fue un error. Lo incluyeron porque el año pasado se responsabilizaron del bar”, aclaró Souto.
“En este acuerdo está incluida la explotación de bares y cualquier instalación análoga”, reza el convenio. Este papel entró por registro dos días después de las elecciones y llegó a manos del concejal de Fiestas, Andrés Gayoso, ayer y se desvinculó de esta iniciativa.
El edil mostró su rechazo a este acuerdo y afirmó que la regidora local lo había rubricado “a espaldas da concellería e da comisión das festas”. Añadió en este punto, que los organizadores de los festejos de As Flores y Santiago Apóstol se van a “replantear non facer as festas. Normal, porque non van sacar nin para pipas”, subrayó el concejal.
Además de la pérdida económica para la comisión, otro de los puntos que criticó Gayoso de este acuerdo es que no se especifican “que festas son “, es decir, tal y como viene recogido, este particular tendría el beneficio de cualquier festejo de la parroquia. “O acordo refírese á totalidade das datas festivas, dende o momento de comezar as mesmas ate o último día de festexos, segundo conste na publicitación das mesmas”.
El edil, que durante años también formó parte de la comisión de fiestas de Arteixo, recordó que eran los organizadores los que “xestionan os campos das festas, porque doutro xeito, non podes xestionar” la celebración.
Apuntó que durante sus años  en la comisión, los contratos siempre se firmaban por año, “nunca a longo prazo”. A mayores, recordó que el beneficio de la explotación de las barracas era de 18.000 euros al año (mientras que en el último acuerdo son 10.000) y que el bochinche suponía unos ingresos de unos 25.000 euros.

Tranquilidad > Al ser preguntada por este convenio, Souto no pudo ocultar su sorpresa. Explicó que había rubricado la explotación de las barracas, en un momento en el que pendía de un hilo la celebración de la Festa das Flores ya que la anterior comisión había dimitido en bloque y en menos de un mes una nueva organización recogió el testigo.
En ningún momento, señaló la regidora local, fue consciente de que en el contrato también se recogían las barras, un punto que solucionará hoy, ya que el beneficiario se ha mostrado dispuesto a “renunciar a los bochinches”, después de que Souto le llamase para preguntar por el asunto. De este modo, Souto aprovechó para lanzar un mensaje de “tranquilidad” a la comisión de fiestas porque “no hay peligro ninguno” de que se queden sin la recaudación de las bebidas.
Por otra parte, como recoge el contrato, en el caso de que algunas de las partes incumpla el convenio tendría que abonar el “duplo da cantidade aquí concertada”. En el caso de que alguien instale un puesto en la feria sin su permiso, tendrá que ser expulsado del recinto “onde estea ubicada a festa” y si no le echan el firmante “deberá recibir un 25% do importe total do convenio”.


 

Arteixo-Souto acuerda por error retirar a la comisión de fiestas de Arteixo el bar