La Comisión do Común reclama la devolución de la Casa Cornide con una marcha teatralizada

El Ideal Gallego-2018-10-28-012-b673e35e
|

La Comisión Aberta en Defensa do Común no ceja en su empeño de reclamar la devolución de múltiples bienes e infraestructuras para la ciudad y ayer dio un paso más al convocar una concentración teatralizada para exigir la entrega de la Casa Cornide, en la Ciudad Vieja, al patrimonio público por parte de la familia Franco. Alrededor de un centenar de personas acudieron a una cita en la que Carmen Polo se mostró muy satisfecha con el regalo de la vivienda, mientras que Francisco Franco pidió al Deportivo que “someta a los catalanes” del Reus “que una vez más pretenden soterrar la unidad de España”.
“Queremos crear ambiente e explicarlle á xente como foi o proceso polo que Franco se fixo coa Casa Cornide”, aclaró el portavoz de la Comisión Aberta en Defensa do Común, Ricardo Vales, sobre la convocatoria. Hace una semana ya advirtió en otro acto reivindicativo en Adelaida Muro que el colectivo no piensa parar para que las autoridades no se olviden de sus distintas reclamaciones. Por eso, ayer llevaron un poco más lejos su petición de devolución de la Casa Cornide a través de una recreación de una visita del caudillo, su mujer, el rey Felipe VI, Pedro Barrié de la Maza y exalcalde Alfonso Molina a la vivienda de la polémica. 
En su recorrido desde la plaza de María Pita, Carmen Polo (interpretada por la actriz Isabel Risco) fue la que más tiró de ironía para representar a su personaje, que lo mismo se paró a elegir collares en un escaparate que se lamentó de que se le estaba “pegando el acento gallego”. 

Consignas de protesta 
Casi a modo de gracia para los asistentes, pero con un mensaje reivindicativo como trasfondo claro, Polo le dio las gracias a “Alfonsito” por prepararlo todo para que se pudiesen trasladar a la Casa Cornide porque “Meirás resulta tan grande y fría” que necesitaban una vivienda “pequeñita”. Eso sí, advirtió de que lo que le resultaba escaso en Sada era la finca de la propiedad.
Haciendo caso omiso a los carteles de “Que devolvan o roubado”, “Devolución da Casa Cornide ao patrimonio da Coruña” o “Fóra os Franco da Coruña”, el dictador y su mujer continuaron el camino hacia el inmueble situado frente a la colegiata acompañados del resto de autoridades. 
Aunque Franco y Felipe VI tuvieron su momento con unos discursos preparados por la Comisión cargados de dardos sociales, Carmen Polo fue la que más descolocó a los asistentes asegurándole al alcalde al ver la casa: “Fonsi, ¡me encanta!”, sobre todo porque tenía la misa ante su puerta. También se preocupó, ya en el discurso institucional, de llevar la farsa a la actualidad temiendo que el que fuera su marido acabe en Sogama.
Otro de los representantes de la plataforma, Manuel Monje, aprovechó el acto para dejar claro que la Cornide fue víctima de “un expolio e un roubo” y criticó que se venere a los artífices del falso concurso de antaño.
Consulta popular
El colectivo también habló sobre las “últimas peripecias en forma de reunións do alcalde con cargos de Portos do Estado” que, desde su punto de vista, “están servindo para resucitar vellos fantasmas da sociedade coruñesa e reavivar os temores no sentido de que fiar toda a reformulación portuaria á vía institucional dificulta enormemente a recuperación gratuita dos espazos portuarios”. 
En contraposición, Vales volvió a insistir en que la mejor opción es realizar la consulta popular que había prometido el alcalde para contar con el apoyo social.

La Comisión do Común reclama la devolución de la Casa Cornide con una marcha teatralizada